‘En Dios confiamos’: Trump presenta su primer discurso sobre el Estado de la Unión
‘En Dios confiamos’: Trump presenta su primer discurso sobre el Estado de la Unión

‘En Dios confiamos’: Trump presenta su primer discurso sobre el Estado de la Unión

En su primer discurso sobre el Estado de la Unión a una sesión conjunta del Congreso el martes por la noche, el presidente Donald Trump se refirió al año pasado y su visión de hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande otra vez.

“Ha transcurrido menos de un año desde que subí por primera vez a la tribuna de esta solemne cámara para hablar en nombre del pueblo estadounidense y referirme a sus preocupaciones, sus esperanzas y sus sueños. Aquella noche, nuestro Gobierno ya había tomado medidas inmediatas. Una nueva oleada de optimismo recorría el país”, dijo Trump.

“Desde entonces no ha habido día en que no hayamos seguido adelante con una visión clara y una misión justa: volver a hacer Estados Unidos grande para todos los estadounidenses”, dijo.

Trump se tomó un momento para reconocer a algunos héroes estadounidenses: el suboficial de la Guardia Costera Ashlee Leppert, el bombero David Dahlberg y el congresista Steve Scalise.

“A lo largo del último año, el mundo ha sido testigo de lo que nosotros siempre hemos sabido: que no hay pueblo en la tierra tan valiente, audaz y decidido como el estadounidense. Si hay una montaña, nosotros la escalamos; si hay una frontera, nosotros la cruzamos; si hay un desafío, lo superamos; si hay una oportunidad, la aprovechamos”, dijo el presidente.

“Comencemos, pues, esta noche reconociendo que el Estado de la Unión es fuerte porque su pueblo es fuerte”, dijo.

Trump también habló sobre los recortes de impuestos.

“Desde las elecciones, hemos creado 2,4 millones de puestos de trabajo, incluidos 200.000 nuevos empleos solamente en la industria. Tras años de estancamiento de los salarios, por fin los estamos viendo subir. La percepción de subsidios de desempleo ha alcanzado su punto más bajo en 45 años. La tasa de paro entre los afroestadounidenses es las más baja jamás registrada, y la de los hispanoestadounidenses también ha llegado a los niveles más bajos de la historia”, dijo el presidente.

“La confianza de las pequeñas empresas no tiene precedentes. La Bolsa ha batido un récord tras otro y ha incrementado su valor en ocho billones de dólares, lo cual es una excelente noticia para los planes de pensiones, las jubilaciones, las pensiones y las cuentas de ahorro para la universidad de los estadounidenses”, continuó.

“Y, tal como prometí al pueblo estadounidense desde esta tribuna hace 11 meses, hemos aprobado las mayores rebajas y reformas fiscales de la historia de Estados Unidos”, dijo el presidente.

Al repasar su lista de logros, Trump señaló a la audiencia que el núcleo de Obamacare ahora se ha superado.

“Hemos derogado el núcleo central del desastroso Obamacare; el mandato individual ha dejado de existir”, dijo el presidente.

Al hablar sobre el éxito de las empresas estadounidenses, Trump habló sobre lo que llamó “El nuevo momento de Estados Unidos”.

“Este es nuestro nuevo momento estadounidense. No ha habido nunca un tiempo mejor para empezar a vivir el sueño americano”, dijo. “De modo que a todos los ciudadanos que están viendo la televisión esta noche les digo que, independientemente de dónde hayas estado, o de dónde vengas, este es su momento. Si trabajas con ahínco, si crees en ustedes mismos, si crees en Estados Unidos, puedes soñar con cualquier cosa, puedes ser cualquier cosa, y juntos, podremos conseguirlo todo”.

El 45° presidente de los Estados Unidos también mencionó el patriotismo estadounidense.

“Todos compartimos la misma casa, el mismo corazón, el mismo destino y la misma gran bandera estadounidense”, dijo. “Juntos, estamos redescubriendo el estilo americano”.

“En Estados Unidos sabemos que el centro de la vida estadounidense no son el Estado y la burocracia, sino la fe y la familia. Nuestro lema es “en Dios confiamos’”, dijo.

El presidente también presentó a Preston Sharp, de 12 años, quien ahora ha colocado 40,000 banderas en las tumbas de los veteranos.

“Los jóvenes patriotas como Preston nos enseñan a todos nuestro deber cívico como estadounidenses. La veneración de Preston por aquellos que han servido a nuestra Nación nos recuerda por qué saludamos a nuestra bandera, por qué ponemos las manos en nuestros corazones en la Jura de la Bandera y por qué nos levantamos con orgullo para escuchar el himno nacional”, dijo.

Trump también habló sobre la continua necesidad de honrar a los veteranos militares de Estados Unidos.

“No pararé hasta que nuestros excombatientes estén debidamente atendidos, que es lo que les he prometido desde el inicio de este gran viaje”, dijo.

El presidente dijo que ha puesto fin a la guerra contra la energía estadounidense y la guerra contra el carbón limpio y ha ayudado a los fabricantes de automóviles en Detroit a acelerar sus motores una vez más.

“Muchas compañías automotrices están ahora construyendo y ampliando fábricas en Estados Unidos, algo que no veíamos desde hacía décadas”, explicó. “hrysler está trasladando una gran fábrica de México a Michigan; Toyota y Mazda van a abrir una planta en Alabama”.

“Pronto, se inaugurarán instalaciones por todo el país. Todas estas son noticias que los estadounidenses no están acostumbrados a oír; desde hace muchos años, las empresas y los puestos de trabajo no hacían más que dejarnos. Pero ahora están volviendo”, continuó Trump.

El presidente dijo que una de sus prioridades para el año es reducir el precio de los medicamentos recetados.

“En muchos otros países, estos fármacos cuestan mucho menos de lo que pagamos por ellos en Estados Unidos. Por eso he ordenado a mi Gobierno que convierta en una de nuestras principales prioridades el dar solución a la injusticia que suponen los elevados precios de los medicamentos. Los precios bajarán”, dijo. prometido.

Trump también anunció a la Cámara que la era de la rendición económica había terminado.

“De ahora en adelante, esperamos que las relaciones comerciales sean equitativas y recíprocas”.

“Y protegeremos a los trabajadores estadounidenses y la propiedad intelectual estadounidense mediante una firme aplicación de nuestras normas comerciales”, agregó el presidente.

Trump también dijo que es hora de reconstruir nuestra infraestructura en ruinas.

“Estados Unidos es una nación de constructores. Levantamos el Empire State Building en solo 1 año, ¿no es una desgracia que ahora hagan falta 10 años para conseguir que se apruebe la construcción de una simple carretera?” preguntó. “Pido a ambos partidos que se unan para darnos las infraestructuras seguras, rápidas, fiables y modernas que nuestra economía necesita y nuestros ciudadanos merecen. “.

“Esta noche, hago un llamamiento al Congreso para que elabore una ley que destine al menos 1,5 billones de dólares para invertir en las nuevas infraestructuras que necesitamos”, dijo el presidente. “Construiremos flamantes carreteras, puentes, autopistas, vías férreas y vías fluviales por toda nuestra tierra. Y lo haremos con corazón estadounidense, con manos estadounidenses y con agallas estadounidenses. “.

El presidente también mencionó la necesidad de desarrollo de la fuerza de trabajo y capacitación laboral. La necesidad de escuelas de vocación para que los futuros trabajadores puedan aprender un oficio y desarrollar todo su potencial.

“Y apoyemos a las familias trabajadoras potenciando los permisos remunerados para el cuidado de un familiar”, dijo ante una ronda de aplausos desde la cámara.

El presidente también presentó a Evelyn Rodríguez, Freddy Cuevas, Elizabeth Alvarado y Robert Mickens, cuyas dos hijas adolescentes, Kayla Cuevas y Nisa Mickens, fueron brutalmente asesinadas por seis miembros de la pandilla salvaje MS-13.

“Evelyn, Elizabeth, Freddy y Robert: Esta noche, todos en esta sala oramos por ustedes. Todos en Estados Unidos lloramos por ustedes. Y 320 millones de corazones están rotos por ustedes. No podemos imaginar la profundidad de su pena, pero podemos estar seguros de que otras familias nunca tendrán que soportar este dolor”, dijo el presidente.

“Esta noche, hago un llamado al Congreso para que finalmente cierre las lagunas mortales que han permitido a la MS-13 y otros criminales entrar en nuestro país”, dijo. “Hemos propuesto una nueva legislación que arreglará nuestras leyes de inmigración, y apoyará a nuestros agentes de ICE y de la Patrulla Fronteriza para que esto no vuelva a ocurrir”.

El presidente también hizo un llamado a los demócratas y republicanos para que trabajen con él y así, defender a todos los estadounidenses.

“Tiendo una mano abierta para colaborar con los miembros de ambos partidos –demócratas y republicanos– en la protección de nuestros ciudadanos de cualquier procedencia, color, religión y credo. Mi deber, y el sagrado deber de toda autoridad elegida para esta cámara, es defender a los estadounidenses, y proteger su seguridad, sus familias, sus comunidades, y su derecho al sueño americano. Porque también los estadounidenses son soñadores”, señaló.

En cuanto a la reforma migratoria, el presidente tocó cuatro puntos de su plan.

“El primer pilar de nuestro marco ofrece generosamente una senda para la obtención de la ciudadanía a 1,8 millones de inmigrantes ilegales traídos aquí por sus padres cuando eran muy jóvenes; eso abarca a casi el triple de personas que el anterior Gobierno. Con nuestro plan, los que cumplan los requisitos de educación y trabajo, y muestren un buen carácter moral, podrán convertirse en ciudadanos estadounidense de pleno derecho”, dijo.

Según el presidente, el segundo pilar del plan asegura completamente la frontera.

“Eso significa construir un muro en la frontera sur, y significa contratar a más héroes como CJ para mantener la seguridad de nuestras comunidades. Y lo más crucial, nuestro plan elimina las lagunas legales de las que se aprovechan los criminales y los terroristas para entrar en nuestro país, y pone fin a la peligrosa práctica de ‘apresar y soltar’”, explicó.

“El tercer pilar pone fin a la lotería de visados, un programa que entrega aleatoriamente tarjetas verdes sin tener en cuenta las aptitudes, el mérito o la seguridad de nuestra gente. Es hora de empezar a establecer un sistema de inmigración basado en el mérito, que admita a personas preparadas, dispuestas a trabajar, que hagan una aportación a nuestra sociedad, y que amen y respeten a nuestro país”, continúo diciendo Trump.

“El cuarto y último pilar protege la familia nuclear poniendo fin a la inmigración en cadena. Con el actual sistema quebrado, un solo inmigrante puede traer una cantidad ilimitada de parientes lejanos. En nuestro plan, nos centramos en la familia inmediata, al limitar los patrocinios a cónyuges e hijos menores de edad. Esta reforma vital no solo es necesaria para nuestra economía sino también para nuestra seguridad y nuestro futuro”.

Trump dijo que es hora de reformar estas obsoletas reglas de inmigración y, finalmente, llevar nuestro sistema de inmigración al siglo XXI.

Estos cuatro pilares representan un acuerdo intermedio, que creará un sistema de inmigración seguro, moderno y legítimo”, indicó.

“Y lo más importante, estos cuatro pilares darán lugar a una legislación que cumpla mi promesa inquebrantable de solo firmar una ley que ponga por delante a Estados Unidos. De modo que unámonos, dejemos a un lado las ideologías políticas, y cumplamos por fin con nuestra tarea”, comentó.

Trump señaló que, en 2016, 64,000 estadounidenses perdieron la vida por sobredosis de drogas, aproximadamente 174 muertes por día.

“Debemos ser mucho más duros con los narcos y los pequeños traficantes si queremos frenar esta plaga”.

Luego, el presidente presentó a Ryan Holets, un oficial del Departamento de Policía de Albuquerque, quien junto con su esposa adoptó a un bebé cuyos padres padecían de adicción a los opiáceos.

Sobre el tema de la defensa, Trump le pidió al Congreso que financie completamente al ejército.

“Como parte de nuestra defensa, debemos modernizar y reconstruir nuestro arsenal nuclear, que, con suerte, nunca tendremos que utilizar, pero que deberá ser tan fuerte y poderoso que disuada cualquier acto de agresión”, dijo.

El presidente también dio una actualización sobre la guerra contra ISIS.

“El año pasado, también prometí que trabajaríamos con nuestros aliados para borrar a ISIS de la faz de la Tierra. Un año después, estoy orgulloso de informar de que la coalición para derrotar al ISIS ha liberado casi el 100% del territorio que antes ocupaban estos asesinos en Irak y en Siria. Pero queda mucho trabajo por hacer. Proseguiremos nuestra lucha hasta que ISIS sea derrotado”, expresó.

El presidente también presentó al Sargento del Estado Mayor del Ejército, Justin Peck, quien salvó la vida de Kenton Stacy, mientras la pareja estaba en una misión para limpiar los edificios en Raqqa en noviembre pasado. Trump notó que el sargento llevaba su nueva Estrella de Bronce con una “V” por su valor.

Trump también dijo que mantendría otra promesa de reexaminar nuestra política de detención militar y de mantener abiertas las instalaciones de detención en la bahía de Guantánamo.

“Nuestros combatientes en Afganistán también tienen nuevas normas de intervención. Nuestras Fuerzas Armadas, junto con sus heroicos socios afganos, ya no se ven perjudicadas por calendarios artificiales, y ya no diremos nuestros planes a nuestros enemigos”, comentó.

El presidente también mencionó su decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

“Al poco tiempo, docenas de países votaron en la Asamblea General de Naciones Unidas en contra del derecho soberano de Estados Unidos a realizar este reconocimiento. Los contribuyentes estadounidenses envían a esos mismos países miles de millones de dólares en ayudas cada año”, dijo él. “Esa es la razón por la que, esta noche, le pido al Congreso que apruebe la legislación para ayudar a garantizar que los dólares de la ayuda exterior estadounidense siempre sirvan a los intereses estadounidenses y que solo se destinen a los amigos de Estados Unidos”.

Trump también se tomó un momento para dirigirse al pueblo de Irán.

“Cuando los ciudadanos de Irán se alzaron contra los crímenes de su corrupta dictadura, no me quedé callado. Estados Unidos apoya a los iraníes en su valiente lucha por la libertad”, indicó.

Sobre el tema de Corea del Norte, el presidente dijo que su administración es una campaña de presión máxima para evitar la búsqueda imprudente del país de misiles nucleares que podrían amenazar a nuestra patria.

Trump contó la historia de Otto Warmbier y cómo fue arrestado y acusado de crímenes contra el estado. Después de un juicio, la dictadura sentenció a Otto a 15 años de trabajos forzados, antes de devolverlo a Estados Unidos en junio pasado, horriblemente herido y al borde de la muerte. Falleció pocos días después de su regreso.

El presidente luego presentó a los padres de Otto, Fred y Cindy Warmbier y se comprometió a honrar la memoria de Otto con la determinación estadounidense.

Trump también tomó un momento para hablar del Sr. Ji Seong-ho, quien perdió sus piernas en un tren después de desmayarse mientras trataba de robar comida. Viajó miles de millas con muletas a través de China y el sudeste de Asia a la libertad.

“La historia de Seong-ho es un testimonio del anhelo de todo ser humano de vivir en libertad”, precisó.

Trump concluyó su discurso al reconocer a los héroes que viven entre nosotros.

“Trabajan en todos los oficios. Se sacrifican para sacar adelante a una familia. Cuidan de nuestros hijos en casa. Defienden nuestra bandera en el extranjero. Son madres fuertes y niños valientes. Son bomberos, agentes de policía, guardias de fronteras, médicos y marines”, comentó.

El presidente también recordó a su audiencia el sueño americano.

“Los estadounidenses llenan el mundo de arte y de música. Superan los límites de la ciencia y del descubrimiento. Y siempre nos recuerdan lo que nunca deberíamos olvidar: el pueblo soñó este país, el pueblo construyó este país y es el pueblo el que va a hacer que Estados Unidos sea grande otra vez”, dijo.

“Mientras nos sintamos orgullosos de quiénes somos y por lo que luchamos, no hay nada que no podamos lograr. Mientras tengamos confianza en nuestros valores, fe en nuestros ciudadanos y seguridad en nuestro Dios, no fracasaremos. Nuestras familias saldrán adelante. Nuestro pueblo prosperará”, comentó.

“Y nuestra nación siempre será segura, fuerte, orgullosa, poderosa y libre. Gracias, y que Dios bendiga a América”, concluyó.

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *