Billy Graham y su influencia en el movimiento por los derechos civiles
Billy Graham y su influencia en el movimiento por los derechos civiles

Billy Graham y su influencia en el movimiento por los derechos civiles

La carrera de Billy Graham como un exitoso evangelista, ha hecho que el aporte en el movimiento por los derechos civiles sea poco conocido.

Era el año 1953. Estados Unidos estaba lleno de tensión racial e incertidumbre.

El reverendo Graham estaba en territorio desconocido cuando hizo lo impensable: realizó una cruzada en Chatanooga, Tennessee donde cientos de miles de hombres, mujeres y niños, de toda raza, se sentaron juntos a adorar al Señor.

Graham predicó en el Madison Square Garden, para miles cada noche, pero llegaban pocos negros. Entonces, por sugerencia de un colega, le pidió ayuda al reverendo Howard Jones. Jones recomendó llevar el mensaje a las calles de Nueva York y eso fue exactamente lo que hizo Graham.

“Él dijo: decidí nunca hablar a más audiencias segregadas. Dijo: quiero que sea así, ¿qué sugieres que hagamos? Yo dije: si los negros no vienen, ve a dónde están. Él dijo: ¿A qué te refieres? Le dije: ve a Harlem”, dijo Jones.

Graham predicó en la Iglesia Metodista Salem para miles. La semana siguiente fue a Brooklyn.

Lento pero seguro, las cruzadas en Nueva York se tornaron más integradas.

Graham incluso invitó a su buen amigo, el Dr. Martin Luther King junior, a uno de los eventos.

“Esta noche, te damos gracias por las cosas maravillosas que se han dado en la ciudad, a través de la predicación dinámica de este evangelista. Te pedimos oh Dios que sigas bendiciéndole y le des poder y autoridad… influencia divina”, comentó Jones.

Graham enfrentó una oleada de críticas de negros y blancos, pero eso no lo desalentó.

“Algunos blancos querían saber por qué andas con estas personas y algunos dijeron: si vas a integrar tu equipo, no te apoyaremos. No te daremos dinero. Usaron todo tipo de presión sobre él, pero él dijo: No me importa, voy a mantenerme firme”, precisó Jones

“Martin Luther King me sugirió quedarme en el Sur y tener reuniones integradas y que él iba a tomar las calles y que probablemente sería asesinado en las calles, pero yo no debía porque yo podría hacer algunas cosas que él no puede y él podría hacer cosas que yo no, pero tenemos el mismo objetivo”, comentó Graham.

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *