“ES INDIGNANTE ESCUCHAR DECLARACIONES FALSAS”
“ES INDIGNANTE ESCUCHAR DECLARACIONES FALSAS”

“ES INDIGNANTE ESCUCHAR DECLARACIONES FALSAS”

COMUNICADO DE PRENSA

 

“Activistas y ciertos políticos han manifestado comentarios que son totalmente incorrectos” San Juan, Puerto Rico, 9 de septiembre de 2016 – Declaraciones del Rvdo. Jorge Raschke, Ministro de las Asambleas de Dios y Presidente-Fundador del Día de Clamor a Dios, habla sobre comentarios lanzados en los medios de comunicación por activistas y políticos. “El pasado lunes, 5 de septiembre miles de puertorriqueños de todo el país y de diversas denominaciones cristianas dijeron presente para darle gracias a Dios por sus bendiciones. De la misma forma, agradecemos a los sistemas satelitales de la Cadena del Milagro, CTNI y Aliento Visión, con ellos pudimos llegar a más de 37 países, 367 canales de televisión y radio en el mundo, con una cobertura a más de 35 millones que siguieron lo que ocurrió en San Juan, Puerto Rico. Pudimos celebrar una gran unidad ministerial con el Centenario de Pentecostés y los 43 años del Día de Clamor a Dios, oramos por este año de elecciones, por la Junta Fiscal, por las situaciones que vive nuestro país, por la moral, los valores.

Estuvimos clamando a Dios para que Él intervenga en lo relacionado al futuro de Puerto Rico y el mundo. El Día de Clamor a Dios es una EFEMÉRIDE que durante 43 años frente a la casa de las leyes se levanta un altar profético, para recordar nuestra isla y al mundo que Jesucristo es el Señor de Puerto Rico. Cabe destacar que el Día de Clamor a Dios cubre TODOS sus gastos con aportes voluntarios. Además, cumplimos con todos los permisos que solicita el gobierno estatal y municipal. Se alquilan plantas energéticas para suplir servicio a sus equipos electrónicos durante el fin de semana y para el Día de Clamor. Ese día se cuenta con unidades sanitarias contratadas por nuestra organización, que las acomodamos en ambos costados del Capitolio. El personal escogido está certificado para cumplir con lo necesario de tener una la alerta Amber. En cuanto a servicios de salud, contamos con sistemas de Emergencias Médicas para dar apoyo a los presentes. Tenemos un staff que apoya en todo el perímetro, entre muchas cosas más que desarrollamos para que el evento mantenga la distinción.

Es una falta de respeto escuchar en los medios de comunicación a políticos y activistas, decir que el Día de Clamor recibió beneficios preferenciales. Eso es totalmente falso. En 43 años el Día de Clamor a Dios se ha celebrado y costeado con el aporte de los feligreses que ofrendan de forma voluntaria y de algunos auspiciadores que nos brindan servicios por intercambio publicitario. De la alcaldía de San Juan solo se recibió el mismo servicio que ellos brindan de ornato y apoyo en servicio de emergencias médicas, fuera de eso nada más. Aclaro que el servicio de ornato es un servicio que ellostienen que brindar diariamente para mantener las zonas limpias. Aun así, incluimos nuestro equipo de voluntarios para apoyar en tener todo ese perímetro en óptimas condiciones. Sobre la Superintendencia del Capitolio, ese perímetro, ese edificio y sus facilidades son de todos los ciudadanos, no son exclusivas de un partido, grupo o religión.

Todos tenemos derecho a estar en esas facilidades, la misma Superintendencia del Capitolio es testigo de que en 43 años nunca hemos fallado o utilizado algún servicio de forma inapropiada. Reitero que con el apoyo de la feligresía costea todos losservicios de plantas de luz, para generar la electricidad y no ser carga al Estado. No recibimos privilegios especiales. Se realizan diversas reuniones durante el año para cumplir con todos los requisitos y permisos que el reglamento de la Superintendencia del Capitolio establece para el correcto uso de esas facilidades. Si alguien levanta la duda de que hemos sido favorecidos en algo, debe mostrar todas las evidencias correspondientes. La organización del Día de Clamor a Dios tiene todas las facturas de pagos a proveedores externos al Capitolio, para que nos brinden todos los servicios necesarios y que dicho evento luzca y cumpla con brindar a los presentes de las alternativas que se requieren. De la misma forma, los millones que nos vieron ese día, a través de los sistemas satelitales, observaron un evento de altura, que resalta a Dios y también a nuestro amado Puerto Rico. Luego que finaliza el evento, un escuadrón se queda desmontando y dejando el lugar en perfecto estado. En el Capitolio hemos presenciado manifestaciones y eventos de todo tipo, en su mayoría no cumplen con los permisos y reglamentos que el Capitolio exige, hasta en algunos casos hemos visto vandalismos. El Día de Clamor a Dios a diferencia de las Fiestas Patronales, las de la Calle San Sebastián y otros eventos que son representativos de otras religiones, esos y otras actividadesreciben aportes de la municipalidad y el estado. Les proveen todas las cosas que en nuestro evento sí tenemos que sub-contratar y costear. Esos eventos reciben auspicios económicos que le Día de Clamor a Dios no recibe. Nosotros pudiéramos solicitar que se nos de trato igual, pero para poder hablar con libertad y no sentirnos comprometidos con nadie, hemos preferido que nos brinden solo lo básico que los ciudadanos esperan y ningún privilegio o auspicio, como otros grupos sí reciben.

En el Día de Clamor a Dios fui bien claro sobre el respeto y buen trato con los que podemos tener diferencias, porque diferir no es odiar, diferir con respeto es la base de una sociedad civilizada, que tiene valores y es educada. Estos que están en los medios diciendo falsedades sobre el evento, son los mismos que exigen respeto, pero no respetan a los demás. Gritan que quieren derechos, pero no son derechos, están luchando por privilegios especiales. Aquí tiene que existir respeto a los derechos de todos los ciudadanos, pero no podemos fomentar privilegios especiales para unos cuantos. Yo creo en el derecho a protestar con respeto, por eso, aunque pueda diferir de los que están protestando por diversos temas yo les respeto, pero no puedo apoyar que con el dinero de nosotros los contribuyentes estén sosteniendo a los que van a realizar estas protestas, que a veces hemos visto que se tornan en disturbios. Por décadas he luchado por la Justicia Social, la cual no mide color, raza, sexo…en fin, la Justicia Social es para todos los ciudadanos, pero para luchar en lo que creo, el gobierno no me tiene que subsidiar. Es mi derecho luchar y protestar, pero siempre con respeto. Eso es lo que no estamos recibiendo nosotros, respeto por parte de dos o tres que quieren manchar la imagen de ciudadanos que no necesariamente actuamos como otros, pero nuestros derechos también se tienen que respetar. Reitero que diferir no es odiar, diferir con respeto es lo que todos tenemos que hacer.

Exhorto a que los políticos que quieran aclarar sus problemas económicos y sus malas decisiones, a que no mezclen la organización del Día de Clamor a Dios en sus asuntos. A los activistas que tengan incomodidad porque diferimos de ustedes, les insto a que apliquen lo que exigen, difieran con respeto. Cualquier argumento, háganlo con evidencias y no por robar cámara en la televisión o el micrófono en la radio. A los medios que les dan foro a estos irrespetuosos, esperamos de ustedes tiempo igual, porque la iglesia está compuesta por ciudadanos que también tenemos derechos. Recuerden que el derecho a la réplica en los medios de comunicación está protegido por la FCC. La victoria del lunes fue tan poderosa, que ahora se levantan dos o tres para opacar lo que pasó, pero Puerto Rico y más de 35 millones fueron testigos de los que en San Juan ocurrió el Día de Clamor a Dios 2016, el pasado lunes, 5 de septiembre. Que Dios bendiga a nuestra isla y al mundo entero”

Fueron las declaraciones del Rvdo. Jorge Raschke

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.