CON LA REFORMA, LA BIBLIA SE ELEVA A UNA POSICIÓN ÚNICA DE AUTORIDAD
CON LA REFORMA, LA BIBLIA SE ELEVA A UNA POSICIÓN ÚNICA DE AUTORIDAD

CON LA REFORMA, LA BIBLIA SE ELEVA A UNA POSICIÓN ÚNICA DE AUTORIDAD

Como cada 31 de octubre, millones de cristianos en todo el mundo recuerdan el movimiento que surgió en Europa en el siglo XVI que cambiaría para siempre el mundo: la Reforma protestante.

En una entrevista a Protestante Digital el teólogo, profesor bíblico Bernard Coster; coescritor del libro “La reforma ayer y hoy”. nos da algunos alcances sobre la importancia de la Biblia en la reforma.

Suelo definir la reforma protestante como un momento profético en el que la Biblia recibió autoridad sobre la iglesia. “Empezó a hablar la Biblia”, expresó.

El hombre es conectado con este nuevo lenguaje de la palabra de Dios en Europa. Tal vez por primera vez en la historia, porque Europa había sido cristianizada, porque había llegado a todos sus rincones pero no con la proclamación de la Biblia

Dicho esto, no se puede separar a Lutero de la Reforma. La Reforma no es su obra, pero es estimulador de este movimiento. Al mismo tiempo, Lutero habló a un pueblo con hambre y sed de este mensaje. Tenían hambre espiritual y recibieron la enseñanza de un teólogo con una comprensión nueva de la Palabra de Dios. Y esta coincidencia es lo que da lugar a la Reforma.

La impresión de Biblias era escasa, el conocimiento teológico estaba ausente en algunas áreas de Europa. Además la Iglesia Católica Romana, con su magisterio exclusivo de interpretar la Biblia, lo dificultaba aun más.

Entonces aparece Lutero y le da importancia a la Biblia algo totalmente nuevo en esa época. Esto da forma a la Reforma protestante. La Biblia no es una simple autoridad o una de las autoridades, sino que se convierte en la principal autoridad, la única autoridad en la iglesia. ¿Cómo podemos conocer la verdad de Dios y la verdad del hombre? La reforma dice: sólo por la Biblia que es la palabra de Dios.

Fuente: Protestante Digital

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.