Con venta de pulseras ministerio mitiga la desnutrición infantil en Venezuela
Con venta de pulseras ministerio mitiga la desnutrición infantil en Venezuela

Con venta de pulseras ministerio mitiga la desnutrición infantil en Venezuela

Durante los últimos años se han levantado diversas iniciativas que buscan mitigar el problema de la desnutrición infantil a través de emprendimientos sociales sin fines de lucro, como Una Pulsera Por Venezuela, programa liderado por el pastor Larry Teran.

“Nació debido a la necesidad que está pasando nuestro país, niños jóvenes y adultos están siendo impactados negativamente porque hay mucha deserción escolar, hay enfermedades producto de que los niños no se están alimentando bien y tomamos la iniciativa de hacer algo…”, explicó Teran.

Los efectos de la desnutrición infantil se reflejan claramente en la población en edad escolar, tanto instituciones públicas como privadas se ven afectadas por estos casos. De allí que el programa iniciara en la institución educativa privada Obra Buen Consejo la cual no escapa de la realidad que vive el país, ubicada en áreas aledañas a la capital venezolana.

“El detonante fue el caso de un niño con desnutrición que nos preocupó muchísimo, pero a partir de eso las manos solidarias salieron a relucir, un programa llamado Una Pulsera por Venezuela nos financió los desayunos para beneficiar a 50 de nuestros niños, principalmente son los de primaria, pero también había unos casos de media general, son ambas etapas las que están siendo cubiertos por este programa”, comentó Dayana Marques, trabajadora social del Colegio Obra del Buen Consejo (OBC).

Invertir en la vida y alimentación de un niño, es creer en el futuro de la nación venezolana. Los resultados a este tipo de programas se esperan a largo plazo y el impacto social pueda ser cada más medible.

“El avance o la evolución que hemos visto desde el inicio de este programa…el avance principalmente, la deserción escolar cero, había muchos niños que estaban dejando de asistir a sus aulas de clases de manera regular justamente por la carencia de un desayuno que es tan esencial para poder desarrollarse físico, pero también a nivel intelectual, hemos tenido muchas meno inasistencia desde que comenzamos este programa”, precisó Marques.

Actualmente el programa Una Pulsera por Venezuela se encuentra recolectando fondos para continuar asistiendo a esta unidad educativa y poder ampliar el campo de trabajo a más colegios en condiciones similares.

“Tenemos personas que han vendido nuestras pulseras por Costa Rica, por el Salvador, estamos bendiciendo a hogares porque si tú le das de comer a un niño, estas bendiciendo también a sus padres… estoy llamando la atención a personas que están fuera de Venezuela y que estoy completamente convencido que tienen la posibilidad de cambiar la vida de una familia…”, indicó Teran.

Pequeñas iniciativas como estas replicadas en distintos estados de la nación venezolana, están teniendo un impacto en muchas vidas, niños, representantes y personas docente y de servicio podrán ver el amor de Jesús en acción.

 

 

Fuente: http://www1.cbn.com

 

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.