Congreso de EEUU aprueba desfinanciar a Planned Parenthood
Congreso de EEUU aprueba desfinanciar a Planned Parenthood

Congreso de EEUU aprueba desfinanciar a Planned Parenthood

El Congreso de Estados Unidos inició el 2016 aprobando un proyecto de ley que deroga la ley Obamacare y corta los fondos públicos a Planned Parenthood.

La Cámara de Representantes votó 240 votos contra 181. Ahora el futuro del proyecto de ley queda en manos del presidente estadounidense Barack Obama, quien ya ha amenazado con vetarlo.

En un comunicado publicado el 21 de octubre de 2015, la Casa Blanca aseguró que se “opone fuertemente” a la propuesta legislativa contra Planned Parenthood, y advirtió que, de ser aprobada y remitida a la oficina de Obama, “él vetaría el proyecto de ley”, informa Aciprensa.

En ese comunicado, la Casa Blanca acusó a los promotores del proyecto de ley en el Partido Republicano de “volver a librar viejas batallas políticas”.

Los demócratas afirmaron que el Congreso estaba empezando el año nuevo debatiendo cuestiones de edad.

«Este último intento de desfinanciar a Planned Parenthood y la derogación del Obamacare es nada menos que un ataque contra las mujeres y las personas de bajos ingresos», dijo el representante Rubén Gallego.

Pero los representantes republicanos argumentaron que Obamacare ha demostrado ser la «Ley de Cuidados de la Salud Asequibles o Affordable Care Act» e insistió en que el Gobierno debe dejar de financiar al proveedor de abortos más grande del país.

«Obamacare es intrusiva, es costosa y está llena de promesas incumplidas», indicó John Ratcliffe, representante republicano de Texas.

«Las cartas, correos electrónicos y llamadas de mis electores me dicen claramente que la ‘Ley de Cuidados de la Salud Asequibles’ ha demostrado ser nada más que asequible», comentó la representante Virginia Foxx.

Foxx añadió que los contribuyentes también están preocupados de que su dinero vaya hacia los proveedores de aborto. Ella le dijo a la Cámara de Representantes «nuestra libertad se basa en el derecho fundamental que todos tenemos a la vida».

Si Obama veta el proyecto, será su octava vez en el ejercicio del poder de veto como presidente.

Planned Parenthood recibe anualmente unos 450 millones de dólares de fondos federales, principalmente reembolsos de Medicaid para tratar a pacientes de escasos recursos.

Es casi un tercio del presupuesto anual de 1.300 millones de dólares con los que la organización maneja casi 700 clínicas y provee análisis para enfermedades de transmisión sexual, anticonceptivos y abortos. Muy pocos fondos federales se pueden utilizar para financiar abortos.

Ministerio le declara la guerra a Planned Parenthood

Mientras se decide si se le cortan los fondos públicos a Planned Parenthood, hay una organización cristiana que, por su parte, le ha declarado la guerra a este centro de abortos. Seis días a la semana un gran autobús azul se ubica frente a a una de las clínicas abortivas ubicada en Houston. Sin duda es muy irritante y una amenaza para la corporación, ya que el bus ofrece ultrasonidos y pruebas de embarazo gratis a cualquier mujer que lo necesite.

Decisiones de vida o muerte se toman en este bus. Miles de mujeres han entrado desde que abrió sus puertas y la mayoría ha decidido quedarse con el bebé.

“Me encanta decirle a la gente sobre el bus”, dice la consejera Karen Davis.

“Es muy importante y muy fácil decir que ofrecemos ayuda, aquí mismo, ahora, en el bus”, indica la consejera Nancy Shaw.

Para los guerreros de oración y consejeros voluntarios, el bus es el recurso perfecto. Un refugio de fácil acceso para mujeres que se dirigen a hacerse un aborto.

“Como hay un tiempo de espera de 24 horas entre el ultrasonido y el aborto, hay esperanza de que pasen cerca de un guerrero de oración quien le dará una de estas tarjetas”, asevera Theresa Camara, de la Coalición por la vida.

Eso le pasó a Richelle Scott, quien creyó tener que abortar pues no podía mantener a un segundo hijo. Ahora su hijo Alan vive y crece gracias al bus.

“Cuando vi el ultrasonido y escuché su corazón, lloré y eso fue todo”, comenta Scott.

Lo que ocurre aquí es simple, pero asombroso: Nueve de cada diez mujeres deciden mantener a su bebé, aunque sólo unos momentos antes pensaban acabar con la vida del feto.

“Al inicio están nerviosas y confundidas y no quieren verlo porque saben que cambiarán de opinión”, dice Cheryl Park, enfermera en jefe.

“Usualmente ellas lloran y se tapan los ojos, pero conforme avanzamos con el ultrasonido empiezan a asomarse. Le decimos “bebé” y a ellas le decimos “mamás” y “oh mira, se chupa sus dedos” y entonces ellas sonríen y lloran a la vez”, comenta Christine Melchor, Coalición por la vida.

Park dice que el poder de ver a una mujer entender su nueva identidad como madre y la realidad de su hijo no se puede menospreciar. Ella y los operadores del ultrasonido se toman el tiempo necesario con las nuevas madres.

“Ellas se quedan en la camilla hasta que deciden que quieren a ese bebé”, indica Park.

Más de siete mil mujeres han visitado el bus desde su apertura hace cuatro años.

A nivel nacional existen más de mil centros de crisis, incluyendo unidades móviles con ultrasonidos gratuitos. Una de las más grandes, Care-Net, se estima que ha ayudado a salvar a unos 400 mil bebés.

Al mismo tiempo, Planned Parenthood está abriendo más mega centros de 10 mil pies cuadrados o más.

Lamentablemente, su modelo de negocios parece funcionar con 70 mil abortos más cada año, en comparación con hace 10 años.

“Nos duele mucho cuando una madre viene, ve su bebé, oye el corazón y aún así va allá”, expresa Park.

Para Richelle Scott, el pequeño Alan es un dulce recuerdo de su decisión. Él le ha dado más determinación para vivir bien su vida y la ha inspirado a escribir un poema sobre lo ocurrido.

“Ahora sobre esta cama de hospital olvido mi fe, pensando que al matar habrá paz. Por favor. Luego Dios interviene y unos meses después, te tengo a ti. Lloras y yo te canto. El sonido de tu voz, Alan, es preciado”, dice Scott.

Fuente: http://www.cbn.com/

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.