EE.UU: MÉDICO CRISTIANA DONA UN RIÑÓN PARA SALVAR LA VIDA DE UN PACIENTE
EE.UU: MÉDICO CRISTIANA DONA UN RIÑÓN PARA SALVAR LA VIDA DE UN PACIENTE

EE.UU: MÉDICO CRISTIANA DONA UN RIÑÓN PARA SALVAR LA VIDA DE UN PACIENTE

En una sorprendente historia de desinterés, compasión y fe. Un médico de California donó un riñón a un paciente que padecia una enfermedad renal durante mucho tiempo.

medico-dona-su-riñon1(1)

Ester Kwok, Medico Pediatría e internista de Stanford (California), se hizo consciente de que Jonathan Chan estaba en extrema necesidad de un riñón. Chan, el hijo de uno de los pacientes de toda la vida de la Dra. Kwok, había vivido con la enfermedad renal crónica durante más de tres décadas. Sus dos trasplantes de riñón anteriores habían fallado, y sus probabilidades de encontrar un donante compatible era imposible, debido a su particular tipo de sangre.

“Soy cristiana, y yo creo que Dios nos pone en situaciones en las que quiere que seamos sus instrumentos,” dijo la Dra. Kwok. Ella sintió que el Señor la llamaba a donar un riñón aunque no había seguridad de compatibilidad; “Yo sabía que Dios era capaz de curar, y mi esperanza era que se produjese un milagro sin que el hombre interviniera”, dijo. “Pero en este caso, sabía que sólo necesitaba caminar por fe y ser usado por Dios, sabía que un milagro sucedería.”

Impulsada por Hebreos 10:38, que dice: “El justo vivirá por la fe” y el respaldo de su marido y sus cuatro hijos, la Dra. Kwok decidió inscribirse en el Registro Nacional del Riñón. “Mi motivación era la siguiente: Jesús murió por mí en la cruz siendo yo pecador y sin yo conocerlo. “Él me dio la vida eterna, ¿Cómo no puedo yo entonces dirigirme a alguien para dar un órgano a darles más tiempo para creer en Cristo?“

La historia no termina ahí. Un año más tarde, Kwok vio a Chan de nuevo, excepto que esta vez, estaba sano y entero. “La fe es creer que todo va a estar bien”, dijo el Dr. Kwok. “Sentí en mi corazón que Chan iba a estar bien, y aprendí a confiar en Dios, a pesar de no ser capaz de ver hacia adelante en lo que es la fe. No sé qué Dios tiene reservado para mí en el futuro, pero sé que sea lo que sea, sólo tengo que caminar y confiar en él “.

Fuente: bibliatodo
http://impactoevangelistico.net/

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.