EL HIJO DE LA MUJER MÁS ODIADA DE AMÉRICA CUENTA COMO DIOS LO SALVÓ (VÍDEO)
EL HIJO DE LA MUJER MÁS ODIADA DE AMÉRICA CUENTA COMO DIOS LO SALVÓ (VÍDEO)

EL HIJO DE LA MUJER MÁS ODIADA DE AMÉRICA CUENTA COMO DIOS LO SALVÓ (VÍDEO)

En 1964, la revista estadounidense Time, se refirió a Madalyn Murray O’Hair como “la mujer más odiada de todo América”. O’Hair es la creadora de Ateos de América y, de forma oficial, fue presidenta de la organización a lo largo de 32 años: desde 1963 hasta 1995.

En 1960, O’Hair saltó a la fama luego de enseñar una demanda contra el Sistema Público de Educación de la región de Baltimore (Estados Unidos), en la que se oponía a que su hijo Bill tuviera que formar parte en las lecturas de la Biblia que, en aquél entonces, eran comunes en las academias, y Madalyn consideraba esto inconstitucional. La demanda llegó al Tribunal Supremo en 1963.

El Tribunal votó en pos de Murray (ocho votos a favor y uno en contra), lo que transformó en estable la prohibición de las oraciones y lectura de la biblia en todas las academias públicas estadounidense. A lo largo de los años 60 y 70, O’Hair fue la voz y la cara del ateísmo en los USA.

Hoy el pequeño que sirvió de explicación para esa reivindicación, Bill Murray, es un católico convencido. “La prohibición de la oración en la escuela fue un instante definitivo en la secularización de la civilización americana”, enseña Rob Schenck, un jefe de la red social protestante de america. “Las secuelas se vieron durante 50 años y en este momento los biznietos de esos causantes tienen que aguantar su peso”.

“Yo nací en un lugar de vida de crueldad y íra constante”, enseña Bill Murray. “Mi madre jamás se casó con mi padre o con el padre de mi hermano. Como producto de sus permanentes asaltos de furia no podía sostener un trabajo, por lo cual tuvimos que vivir siempre con mis abuelos en una chiquita casa de Baltimore”.

“A mi madre le encantaba contratar a delincuentes para trabajar en sus áreas de trabajo. Poseía un particular aprecio por los asesinos convictos que ya habían cumplido su condena. Fue su ambición de poder y manipulación sobre la gente lo que al final le causaría no sólo su muerte, sino además la de mi hermano y la de mi hija”.

Su hijo más grande, William ‘Bill’ Murray, se transformó al cristianismo en 1980, con 34 años. Precisamente el hijo que le sirvió para hallar que no se orase en las academias, con el tiempo acabaría encontrando a Cristo y abrazando una vida religiosa.

Video:

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.