El sufrimiento tiene muchas caras recordando el 11 de septiembre
El sufrimiento tiene muchas caras recordando el 11 de septiembre

El sufrimiento tiene muchas caras recordando el 11 de septiembre

La fecha del 11 de septiembre de 2001 quedó marcada a sangre y fuego para la historia. Los ataques terroristas contra Nueva York y Washington, que causaron casi tres mil muertes, cambiaron el mundo y hoy en día muchos aun viven con el dolor de ese día. –

RECUERDO DE LAS VÍCTIMAS

Lo cierto es que la tragedia del 11-S sigue muy presente entre el pueblo estadounidense, que como todos los años se dispone a honrar a las víctimas en una fecha que Obama declaró Día Nacional de Servicio y Recuerdo.

Como es tradicional desde hace años, el homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos comienza con la lectura de los nombres de los 2.983 fallecidos.
Una sobria ceremonia en el lugar donde se alzaban las Torres Gemelas en Nueva York que no rebaja la emoción y las lágrimas de los asistentes a pesar del paso del tiempo.
La emoción y las lágrimas de los familiares y amigos, muchos de ellos portando fotografías de sus seres queridos, no decaen en las horas que dura, año tras año, la lectura de los nombres en la denominada Zona Cero cuando llega del 11 de septiembre.
También son seis las interrupciones, que coinciden con las horas exactas en que se estrellaron los aviones y en que se derrumbaron las Torres Gemelas.

Este homenaje a las víctimas de los atentados terroristas más graves de la historia de Estados Unidos sigue este año, en la ciudad de Nueva York, el mismo ritual que en ediciones anteriores.
En la ceremonia participan un total de doscientas personas (en turnos de dos parejas) que van leyendo los nombres de los fallecidos por orden alfabético.

Otros puntos de Nueva York, como comisarías de policía, cuarteles de bomberos, la Autoridad del Puerto de Nueva York, organizan ceremonias paralelas, aunque mucho más breves.

Más de 2.500 personas que intervinieron en las tareas de rescate de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York sufren o han sufrido cáncer.
Más de 2.500 personas que intervinieron en las tareas de rescate de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York sufren o han sufrido cáncer.

EL SUFRIMIENTO TIENE MUCHAS CARAS

El sufrimiento por las secuelas del 11 de septiembre tiene también el rostro de miles de neoyorquinos que respondieron desde el primer momento a la emergencia que se suscitó en la ciudad como resultado de los atentados contra el famoso centro financiero que quedó reducido a cenizas.
Años después mantienen a diario la lucha por superar las secuelas psicológicas y físicas, en algunos casos contra el cáncer, y también para que se les reconozca que esa enfermedad, que poco a poco va minando su salud, es resultado de haber estado expuestos a la contaminación tras el derrumbe de las Torres Gemelas, en labores de rescate, limpieza o seguridad en la llamada “zona cero”.

Problemas respiratorios, afecciones de la piel, cáncer, dolores de espalda, de estómago… La lista de secuelas que sufren cientos de los que trabajaron en la limpieza tras el derrumbe de las torres es para muchos interminable, y a ellas se suman en algunos casos la soledad, el desempleo y la escasez de recursos económicos, ya que las ayudas que muchos de ellos reciben no cubren las necesidades básicas de una persona, mucho menos de una familia.

Sufrimiento emocional, físico y espiritual. Eso es lo que la fecha del 11 de septiembre significa para miles de personas que perdieron seres queridos y también para cientos de trabajadores en Nueva York, cuando la ciudad y todo el país se prepara para recordar las 2.753 víctimas de aquella fecha, cuando terroristas del grupo islamista Al Qaeda estrellaron dos aviones comerciales contra las Torres Gemelas, ubicadas en el complejo financiero del World Trade Center.

Sigamos orando por los que aún sufren esta tragedia dia a dia.

Dios Bendiga America

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.