Empleados de Dutch Bros. Coffee dan consuelo y oran por servi-carro: "Como si el tiempo se detuviera"
Empleados de Dutch Bros. Coffee dan consuelo y oran por servi-carro: "Como si el tiempo se detuviera"

Empleados de Dutch Bros. Coffee dan consuelo y oran por servi-carro: "Como si el tiempo se detuviera"

Durante la semana pasada cuando una mujer angustiada se detuvo en una tienda de café por el servi-carro, los empleados estaban allí para darle mucho más que una taza caliente de café.
El pasado 18 de marzo un empleado que se encontraba tomando las órdenes de los carros en el establecimiento Dutch Bros. Coffee en la Avenida 138 en Vancouver, Washington, habló con la mujer y supo que su esposo de 37 años de edad acababa de morir.  Después de enterarse de su pérdida, cuando la mujer se detuvo en la ventana para recoger su orden, el empleado Pierce Dunn, de 19 años, le dió un café gratis y le preguntó si podía orar por ella.
A el joven Dunn se le unieron rápidamente dos compañeros de trabajo y los tres unieron manos con la mujer en oración. El emotivo momento fue capturado por Barbara Danner, una mujer en la fila detrás de ellos, quien lo publicó en Facebook.
«La viuda estaba muy agradecida de que personas  se preocuparan realmente por la forma en que ella se estaba sintiendo», dijo Dunn a TODAY.com.»  Si alguien viene en un estado emocional puro, nosotros vamos a contestarle con pureza de regreso.  Hubo lágrimas y se dijeron cosas que esperamos hayan sido de provecho para ella.  De continúo se mantuvo diciendo gracias.»
Ese tipo de empatía por parte del personal Dutch Bros. Coffee es parte de la cultura en la cadena de 260 tiendas. Comentarios en la publicación en Facebook de Danner señalaron diversas experiencias en donde los empleados han ayudado a niños que sufren de bullying así como a otras familias que han experimentado pérdidas.
«Contratamos a gente de buen corazón, personas que fluyen naturalmente ante ese tipo de situaciones», dijo Jessica Chudek, dueña de la franquicia ubicada en Vancouver.  «En este caso, la mujer necesitaba que le sostuvieran las manos, palabras de aliento y oración, y estos jóvenes estaban más que dispuestos a hacer eso por ella.  No es una transacción, es una oportunidad de hacer un mejor día para alguien o hacerlos sonreír «.
Evan Freeman, de 21 años, otro empleado que aparece en la imagen, se sorprendió por las muestras de apoyo a la imagen, pero no por el acto en sí.  Él y Dunn entrenaron juntos y han trabajado allí durante unos seis meses.
«Hacemos cosas como estas todo el tiempo», dijo Freeman a TODAY.com.  El acto de orar surgió de manera espontánea.  Pensamos que eso era lo que la  ayudaría en ese momento».
Los empleados son tan empáticos, hasta el punto de que, esperan que la imagen tan viral no haya causado ningún efecto negativo.
«Sigo pensando en la mujer que se acercó y realmente espero que no piense que esto lo hicimos para publicidad », dijo Dunn.  «Espero que ella lo tome de la misma forma en que lo tomó antes de que todo comenzara.  No quiero que ella se moleste porque su vida ha sido un tanto expuesta.»
«Pienso que la imagen no le hace justicia al momento, pues fue un momento muy real.  Es como si el tiempo se hubiera detenido.»
Fuente: http://www.today.com/

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.