Los enemigos de Israel firman la sentencia de muerte de los últimos cristianos

GIULIO MEOTTI – La mayor parte de las comunidades cristianas de Oriente Medio van a desaparecer.

El Estado de Israel y sus ciudadanos están luchando por su propio derecho a la vida en todas partes, en Jerusalem como en Judea y Samaria. Terroristas musulmanes están matando judíos en sus propios autos, calles y casas. Pero el “mundo libre” no presta atención a la sangre judía derramada impunemente.

Otra tragedia se está desarrollando en el mundo civilizado, un mundo que también está girando la cabeza hacia otro lado mientras los cristianos están siendo asesinados en Medio Oriente. De acuerdo con la ONG Open Doors, en 2014 4.344 cristianos murieron por ser cristianos. Ese, hasta ahora, ha sido el año con mayor nivel de persecución mundial de cristianos en la era moderna. 2015 probablemente será aún peor.

Un informe del Centro liberal para el Progreso Americano dice que la mayoría de las comunidades cristianas de Oriente Medio van a desaparecer. Las iglesias se convertirán en museos, en lugar de lugares de culto, o serán convertidas en mezquitas islámicas.

Los cristianos eran el 95 por ciento de la población en Medio Oriente en el siglo VII, el 20 por ciento en 1945, frente al 6 por ciento hoy y se espera que se reduzca a la mitad en 2020. “¿Habrá todavía cristianos en Medio Oriente en el tercer milenio?”, preguntó el diplomático francés Jean-Pierre Valognes en el libro “Vida y muerte de los cristianos de Oriente”. La respuesta es no.

La gran heterogeneidad tan cacareada de Oriente Medio se está reduciendo a la monotonía de una sola religión, el Islam, y un puñado de lenguas y comunidades cristianas demacradas.

El rabino Jacob Neusner, que tuvo un diálogo sobre judaísmo con el ex papa Benedicto XVI, me dijo que no sólo el mundo cerraba sus ojos a esta persecución apocalíptica de los cristianos, sino que incluso la mayoría de los líderes cristianos en Occidente son culpables de mantenerse deliberadamente silenciosos sobre las masacres y actos de hostigamiento de comunidades cristianas enteras.

El embajador de Israel ante la ONU, Ron Prosor, comparó la expulsión de masas de los cristianos de los países árabes a la de los 800.000 judíos de los países árabes en 1948. Ese fue el fin del judaísmo en suelo islámico. Ron Lauder, presidente del Congreso Judío Mundial, escribió que “la ‘N’ de los cristianos en Mosul es como la estrella de David amarilla que los nazis obligaron a llevar a los judíos”.

De Trípoli a Damasco, los cristianos están desapareciendo, mientras que Israel ha sido un oasis para todas las minorías que están masacrando los islamistas: los bahá’is que huyeron de los ayatolás iraníes, los drusos, los yazidi y los cristianos. En esta región abandonada a una ferocidad sin límites, Israel es el único país, en un lapso de miles de kilómetros que va desde Marrakech a Teherán, donde la comunidad cristiana no sólo no sufre, sino que incluso crece.

Los cristianos deben ver a Israel como la primera línea de supervivencia no islámica en todo el mundo. Los que quieren destruir al Estado judío en Occidente también están firmando la sentencia de muerte de los últimos cristianos libres en Oriente Medio.

Fuente: The Algemeiner

Post source : http://www.enlacejudio.com/

Related posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.