Nuevo presidente español se niega a juramentar sobre la biblia al tomar su cargo

En una breve ceremonia en el palacio de la Zarzuela, el nuevo jefe de gobierno socialista prescindió por primera vez en democracia de los símbolos religiosos.

El socialista Pedro Sánchez asumió ayer como presidente del gobierno de España tras prometer el cargo ante el rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela de Madrid, al día siguiente de desbancar al conservador Mariano Rajoy con una histórica moción de censura. Por primera vez en democracia, el nuevo jefe del Ejecutivo prometió lealtad al cargo con la mano derecha sobre la Constitución y no sobre una Biblia, al decidir retirar los símbolos religiosos —también el crucifijo, que tradicionalmente presidieron este tipo de actos en España. Sánchez, que es ateo, tomó esta decisión a nivel personal, ya que la Casa del Rey tras la proclamación de Felipe V dio la posibilidad a los altos cargos de jurar con una fórmula aconfesional. “Prometo por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de presidente del gobierno con lealtad al rey, guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros”, dijo Sánchez al leer el juramento.

Related posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.