Ex Miss Latina da testimonio de como Dios la liberó de la anorexia por medio de la Biblia
Ex Miss Latina da testimonio de como Dios la liberó de la anorexia por medio de la Biblia

Ex Miss Latina da testimonio de como Dios la liberó de la anorexia por medio de la Biblia

Antes de ser coronada Miss America 2008, Kirsten Haglund tuvo problemas con la anorexia y la búsqueda de su identidad, pero una lectura de la Biblia, específicamente en el libro de los Salmos, la cambió para siempre, de acuerdo a lo informado por Christian Post.

“Para alguien que ha luchado severamente con un trastorno de la alimentación, su mente no actúa normal. Usted, literalmente, se ve como horriblemente repugnante”, dijo Kirsten de 28 años de edad recientemente.

“Es acerca de la comida, y se trata de perder peso, la creación de un tipo de cuerpo…, pero se trata de mucho más que eso. Es la esclavitud”, ella describe lo que siente una persona que atraviesa esa situación.

“Mi vida se desplomó”, añade Haglund, cuyo recorrido se inició después de descubrir su amor por el ballet a una edad temprana y pronto darse cuenta que el baile era todo lo que ella quería hacer. Sin embargo, su madre fue diagnosticada con cáncer de mama y su hermano mayor de TOC cuando tenía 12. Ella se volvió profundamente insegura.

En medio de su lucha con su identidad, Haglund resolvió ser una bailarina profesional de ballet porque sabía que podía hacerlo bien. Cuando ella estaba en una escuela de danza competitiva, ella comenzó a exigir su cuerpo físico, trabajando horas extras en el estudio.

“Por primera vez pensé, tal vez debería estar pensando en lo que estoy comiendo”, recuerda. “Tal vez yo debería estar a dieta. ¿No es eso lo que dicen todas las revistas de moda?. Cómo ser una mujer y perder cinco libras y sentirse bien. Pensé que tal vez eso era parte de mi superación y así ser una buena bailarina que no he conseguido todavía. Tal vez tengo que haceruna dieta”.

Entonces Haglund decidió omitir su almuerzo. “Me sentí muy bien. Me sentí muy orgullosa de mí misma”.

A los 15 años, a pesar de que sus padres eran enfermeros, no se dieron cuenta de los signos de su trastorno. Pero después de unos meses, Haglund expresaba ira y ansiedad, la llevaron a un médico quien reconoció su anorexia.

La joven se dio cuenta que “no podía engañar a Dios”, quien “vio todo”. Pero todavía no estaba dispuesta a cambiar. Sin embargo, un día mientras estaba corriendo en la cinta sin comer lo suficiente y esforzándose demasiado, casi perdió el conocimiento y cayó. “Eso me dio un enorme miedo”, dice ella.

Gracias al apoyo de amigos, Haglund comenzó el camino de la recuperación. Un amigo le dio un libro para leer, un libro que tenía citas de la Biblia. Así que ella empezó a leer la Biblia, específicamente el libro de los Salmos. Encontró las palabras de David “tan hermosas … tan buenas … tan reales … al momento que leía las páginas… lloraba”.

“No fue en un abrir y cerrar de ojos…, pero simplemente trajo consuelo a mi alma, … estaba con Jesús…”, dijo.

Se dio cuenta de que Jesús la amaba tanto que murió por ella. “A través de mi relación con Cristo y la comprensión de mi identidad como una hija de Dios, me di cuenta de que el amor y la aceptación eran un regalo que nunca podría ganar. Esa gracia me fue dada por Dios”.

 

 

 

Fuente: http://evangelionoticias.com/

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.