HISTÓRICO: COSTA RICA PODRÍA TENER UN PRESIDENTE CRISTIANO
HISTÓRICO: COSTA RICA PODRÍA TENER UN PRESIDENTE CRISTIANO

HISTÓRICO: COSTA RICA PODRÍA TENER UN PRESIDENTE CRISTIANO

Lo que nadie imaginó. No lo invitaban a debates ni a demasiadas entrevistas. Sencillamente, parecía imposible, pero de pronto, se tornó real. El candidato a la presidencia de Costa Rica, Fabricio Alvarado, ha ganado la primera vuelta electoral, con un mensaje en defensa de la familia y la vida.

Fabricio Alvarado, de 43 años, es un predicador cristiano, periodista y cantante, pertenece al Partido Restauración Nacional, y se opone a temas como el matrimonio homosexual, la ideología de género, la fertilización in vitro y el aborto. “Esta nación quiere que se defiendan los principios y valores fundamentales”, aseguró Alvarado.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sacudió la campaña electoral el 9 de enero al ordenarle al Estado costarricense aprobar el matrimonio homosexual. Ante ello, Alvarado propuso que Costa Rica se retire de la Corte para no cumplir con esta resolución. Esto fue lo que lo sacó de los últimos lugares de la campaña electoral y le hizo ganar en esta primera vuelta.

El domingo, después de saber que el 25 % de los costarricenses votaron por él como presidente, pero también como abanderado de la defensa de la familia y la vida, dio su discurso, tomó el micrófono, como miles de veces en su vida de reportero y cantante, pero nunca antes con una audiencia tan amplia: todo el país.

“¡Nunca más se metan con la familia! ¡Nunca más se metan con nuestros hijos!”, respondió Alvarado frente al ataque prepotente de la CIDH, acompañado por su esposa y sus dos hijas, mientras todas las televisoras grababan en vivo el discurso del que podría convertirse en el primer presidente evangélico de Costa Rica.

Este domingo toda la nación costarricense lo observaba con admiración y los simpatizantes no dejaban de agradecer a Dios por una victoria que hasta hace un mes no se veía ni en sueños. Sin duda, una gran victoria para la familia natural que Dios instituyó desde el principio.

Fuente: La Nación, El País

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *