La voz de Dios
La voz de Dios

La voz de Dios

Escuchar la Voz de Dios

¿Esta Dios hablando aun en el presente? ¿Es posible escuchar la voz de Dios? Algunos creen que Dios puede guiarnos y conferir dirección cuando la necesitamos. Otros dicen que Dios solamente nos habla por lo que leemos en la Biblia. Creo que Dios todavía nos habla hoy por medio de su Espíritu Santo así como lo hizo en los tiempos Bíblicos. ¿Qué cree usted?

Muchos líderes de la Iglesia creen en la doctrina de los fariseos solo aprueban los escritos de Moisés, y cualquier voz o escrito profético subsiguiente, seria invalido. Solamente aceptan los primeros cinco libros de la Biblia y nada más.

Aunque es cierto que la Biblia es un libro concluido, y nadie se atreve a agregar algo más al Canon de las escrituras, la idea de que servimos a un DIOS MUDO (UNO QUE NO PUEDE HABLAR) es una gran herejía teológica.

La necesidad de escuchar

Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. (Mateo 4:4). La terminología “sale” habla de una función presente y continua.

Esto significa que algo que sucedió en el pasado, está sucediendo en el presente, y continuara ocurriendo en el futuro. Este versículo puede ser traducido como sigue “el hombre vive de toda palabra que ha sido hablada y continua siendo hablada por la boca de Dios”.

Dios quien hablo en épocas pasadas, está hablando en el presente y continuara hablando en el futuro ¡Dios no es un Dios mudo! ¡Oh cuanto necesitamos escuchar su voz! Solamente podemos vivir (tener la vida y bendición de Dios en nuestra iglesia hoy) por medio de escuchar cada palabra que salga y continúe saliendo de la boca de Dios hacia nuestros corazones.

Conocer la Voluntad de Dios

Todo líder de la Iglesia afronta esta pregunta: ¿Qué espera Dios que yo haga, y que debo dejar que el haga? La biblia dice. No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos. (Zacarías 4:6). Algunos han sugerido que esto enseña que Dios hará todo con su Espíritu y que nosotros no tenemos que hacer nada.

Otra parte, Jesús dijo: Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. (Lucas 12:47). Esto nos enseña claramente que Dios nos hace responsable a sus siervos del deber de conocer su Voluntad y tomar acción para ponerla en ejecución. Dios desea líderes en la Iglesia que pongan en ejecución su voluntad.

La voluntad de Dios establece límites de nuestra responsabilidad. Si no entendemos su voluntad seremos juzgados con menos ira o dureza, pero seremos juzgados de todas maneras. A fin de hacer la voluntad de Dios, es vital que le entendamos. Para poder hacer su voluntad tendremos que escuchar su voz.

Cosas que nos impiden escuchar la Voz de Dios

Corazón no perfecto hacia Dios

Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él. Locamente has hecho en esto; porque de aquí en adelante habrá más guerra contra ti. (2 Crónicas 16:9). La gente en los tiempos Bíblicos entendían que el corazón era el asiento de (a) las emociones o afectos. (b) los motivos (c) las intenciones de la persona. Dios esta vitalmente interesado en estas cosas.

Afectos terrenales. Si nuestro afectos están puesto en las cosas terrenales más bien que en las celestiales, ello es una ofensa directa a Dios la Biblia nos dice en (1 Juan 2:15) y (Mateo 22:37) que tenemos que amar a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente y fuerzas.

Motivaciones impuras. Si nuestros motivos o motivaciones son impuras como las del profeta Balaám (Números 23), entonces Dios juzgara con severidad. Balaám cambio los dones milagrosos que Dios le otorgo por dinero, fama y prestigio.

Intenciones erróneas. Ananías y Safira (Hechos 5) pretendieron donar todo dinero para la obra de Dios, pero la verdad era que se habían quedado con una gran porción de la venta. Dios los mato porque su intención fue mala.

¡Oh cuanto necesitamos vigilar nuestros afectos y motivaciones a fin de estar seguros de que son puras. Dios conoce nuestros corazones.

La dureza de Corazón

Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones”. (Hebreos 4:7)

Dios le dio la oportunidad al pueblo de Israel para que pudieran entrar en la tierra de Canaán, pero ellos fracasaron por desobediencia. Hoy en estos día Dios nos da esa misma oportunidad para que podamos entrar en la tierra prometida, nos está llamando con dulce voz, nos trae con cuerdas de amor para que tengas reposo en aquel lugar, si oyes la voz del maestro no endurezcas tu corazón sino se obediente en lo que él te manda. Dios premia la obediencia.

Falta de Perdón

La falta de perdón detiene la voz de Dios; se cuenta de una hermana muy consagrada la cual estaba padeciendo de una terrible enfermedad llamada artritis reumatoide, una vez llego donde su pastor y le pidió que orara por su enfermedad ya que no podía mover sus extremidades, en el círculo de oración el espíritu Santo le revelo al Pastor que ella estaba en esa condición por falta de perdón.

Su esposo siempre la había maltratado y ella nunca le perdono eso, después de la oración el Pastor llamo a parte a la hermana y le contó lo que el Espíritu le dijo, exclamo él ¿esto es cierto hermana? Y ella rompió en llanto y le confeso todo, meses después comenzó a recuperase poco a poco.

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *