Misionero sobrevive a ataque terrorista mientras cristianos interceden: “Poder de la oración”
Misionero sobrevive a ataque terrorista mientras cristianos interceden: “Poder de la oración”

Misionero sobrevive a ataque terrorista mientras cristianos interceden: “Poder de la oración”

Un misionero y un teniente iraquí experimentaron la protección de Dios durante el combate contra el Estado Islámico.

Mientras prestaba asistencia médica a una unidad del Ejército Iraquí durante una acción contra el grupo terrorista Estado Islámico, un misionero cristiano vivenció la protección de Dios y el poder de la oración.

En mayo de 2017, Dave Eubank se reunió teniente Hussein durante una acción militar para liberar a Mosul , Irak, de las manos de los terroristas. Él estaba allí en nombre de la organización cristiana Free Burma Rangers.

Cuando el soldado preguntó al misionero por qué se estaba arriesgando para ayudarles, Dave respondió: “Dios nos ha enviado y estamos con usted, como una familia”. Después de orar juntos, Hussein partió para liderar la liberación del barrio Tamuzz.

En el cuarto día del avance, Hussein y Dave estaban en una de las calles del barrio cuando fueron objeto de tres combatientes del Estado Islámico, que dispararon varios disparos a sólo siete metros de distancia. “Uno de ellos gritaba ‘Allahu Akbar’ (Alá es mayor) mientras disparaba”, cuenta el misionero.

Hussein recibió tres tiros en el pecho, dos en el brazo izquierdo y uno en la pierna izquierda. Dave fue golpeado con una bala en el brazo izquierdo. Mientras los soldados iraquíes combatieron a los terroristas, el misionero estaba prestando los primeros auxilios y manteniéndose en oración.

El teniente fue llevado por un tanque, junto a otros soldados heridos en el ataque y Dave no tuvo más noticias de él. Meses después, supo que Hussein sobrevivió y fue considerado un “milagro” por los médicos.

“Un médico le dijo: ‘Nunca he visto a nadie sobrevivir a heridas como ésta, sólo Dios podría haber ayudado a usted’. Los otros misioneros y yo agradecemos a Dios por su supervivencia y seguimos orando por él “, dijo Dave.

En su última misión en Irak, en febrero de 2018, Dave volvió a encontrar a Hussein. “Me sorprendió gratamente de él y juntos agradecemos a Dios. Me acordé del poder de la oración y dijo que muchas personas estaban orando por él “, el misionero afirma.

“Dos de nuestros amigos en Estados Unidos me dijeron, meses después, que en la época en que estábamos siendo apenados, sintieron una voluntad fuerte de orar. Ellos pararon lo que estaban haciendo y oraron intensamente. Ellos no sabían lo que había sucedido hasta más tarde. Yo les dije: ‘Ustedes salvaron nuestras vidas con estas oraciones. No tenía como haber sobrevivido sin la ayuda de Dios “, relata Dave.

Después de contar esto a Hussein, él reconoció el actuar de Dios sobre su vida. “Dios me puso la mano en mí ese día”, dijo el teniente a los misioneros. “Él me salvó para hacer algo. Gracias por su ayuda y agradezco a mi Dios por salvarme “.

Hussein todavía necesita pasar por más cirugías, pues tiene dificultad para caminar y mover el brazo herido. “Dios tiene algo especial para él y haremos lo posible para seguir ayudando”, dice Dave.

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *