Oración de Pareja
Oración de Pareja

Oración de Pareja

Solo queremos expresar que la oración es muy importante para crecer espiritualmente y uno de las mejores vías para que la pareja esté unida, al principio tal vez no sea tan fácil o no lo hagamos tan “bien” pero debemos saber que Dios nos está escuchando; alguien dijo: “El que ha pasado tiempo en intimidad con Dios conoce el latir de su corazón”.

Hablar con Dios es expresar nuestros sentimientos, podemos orar para pedir su perdón, para comunicarnos mejor en nuestro matrimonio, por nuestros hijos, por alguna necesidad económica del hogar, por nuestros sueños y metas, la demora es cerrar los ojos, conectarnos con el Señor y vendrán a nuestra mente los motivos para dialogar con Él, y en la medida que pasemos más tiempo con Él, nos enamoraremos cada día un poco más, nosotros como pareja y por supuesto los dos con Jesús.

La oración es la base de nuestra relación con Dios, es un tiempo hermoso en el que podemos adorarlo, en el que también Él nos habla a nosotros y pone en nuestros corazones esperanza, alegría y paz;

Orar en pareja es todo un proceso al principio con mi esposa escasamente orábamos unos pocos minutos y el orar generaba un poco de incomodidad a veces en ella o a veces en mí, ya que es algo que no hacíamos antes, poco a poco nos fuimos poniendo de acuerdo, hay días en los que ella lo hace primero hay días en que lo hago yo; al principio solo expresábamos a Dios nuestras necesidades y pronto Dios comenzó a poner en nuestros corazones el interceder también por nuestros amigos, por la iglesia y familia, la palabra de Dios declara en Santiago 4:3 “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites”.

Por ser tan importante la oración de un matrimonio el enemigo va a impedir que la hagamos, probablemente el afán del día sea un obstáculo o tal vez la pena o la pereza de uno de los cónyuges, o un horario de trabajo truncado, les animamos a orar juntos no importa en qué lugar de la casa o a qué momento del día, acordémonos que la biblia dice: Mateo 18:19 “Además os digo, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos”.

En nuestra cotidianidad y aun en la vida matrimonial existen muchos retos dificultades y conflictos, muchos vamos a poder resolverlos, pero sin duda para que las cosas salgan bien es importante depender de Dios.

Invitamos a todo aquel que lea estas palabras a tener un tiempo de comunión con Dios, sea sincero con Él, aliente a su esposo o esposa a hacerlo aun si está a su lado, anímese a hacerlo y cultivemos en nuestros matrimonios esta hermosa oportunidad de crecer juntos cada día.

Jaime y Milena Garzón
Ingenieros Catastrales y Geodestas
Colombia

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.