Oración Es Cancelada Por Un Momento De Silencio En El Consejo De La Ciudad De Phoenix
Oración Es Cancelada Por Un Momento De Silencio En El Consejo De La Ciudad De Phoenix

Oración Es Cancelada Por Un Momento De Silencio En El Consejo De La Ciudad De Phoenix

El Cabildo de Phoenix, Arizona, resolvió este miércoles, con cinco votos a favor y cuatro en contra, cancelar la oración al inicio de cada sesión y suplirla por un momento de silencio, una medida con el objetivo de evitar que un grupo invoque al diablo en la próxima reunión.

La decisión del concejo municipal, refiere The Arizona Republic, ha molestado a residentes y líderes de la ciudad, quienes aseguran que el momento de silencioequivale a prohibir las oraciones y les da la victoria a los “satanistas”.

Los seguidores del “Templo Satánico”, un grupo que promueve el agnosticismo religioso, estarían encargados de la plegaria en la sesión del Cabildo el 17 de febrero. Al saberse la noticia, los miembros del Cabildo recibieron gran cantidad de mensajes oponiéndose a la decisión.

Este miércoles, cientos se dieron cita en la sesión protestando por la oración en una manifestación que se extendió por más de dos horas. Los miembros del concejo se disponían a votar una propuesta para bloquear a los satanistas pero mantener la oración inicial. Sin embargo, el fiscal Brad Holm indicó que esto violaría la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.

Stu de Haan, miembro del Templo Satánico que propuso la plegaria, expuso que el grupo no cree en la existencia de Satanás y únicamente busca asegurar que las minorías religiosas sean escuchadas. Para ellos, dijo, el demonio de la Biblia es una metáfora de la rebeldía.

“Si no quieren aceptar, lo que debe pasar constitucionalmente es que todas las voces desaparezcan del foro público. Básicamente, todas las voces deben ser escuchadas o ninguna”, declaró.

 

 

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.