Organizaciones religiosas aportan anualmente 1.2 trillones de dólares a la economía estadounidense
Organizaciones religiosas aportan anualmente 1.2 trillones de dólares a la economía estadounidense

Organizaciones religiosas aportan anualmente 1.2 trillones de dólares a la economía estadounidense

Un nuevo estudio nacional revela que las organizaciones basadas en la fe aportan, anualmente, la impresionante cantidad de $ 1.2 trillones de dólares para la economía de los Estados Unidos.

Desmintiendo las afirmaciones de muchos progresistas que implican que las organizaciones religiosas deterioran la economía. Por el contrario, la investigación más reciente demuestra que la salida económica de América ha sido precisamente estimulada por la religión.

«Por primera vez, hemos sido capaces de cuantificar lo que las instituciones religiosas, organizaciones benéficas basadas en la fe, e incluso, las empresas inspiradas por la fe contribuyen a nuestro país», anunció Brian Grim de la Universidad de Georgetown, quien es co-autor del estudio.

La luz que brilla en la oscuridad de una preconcepción equivocada

Grim espera que su más reciente estudio aclarare un poco el panorama para los estadounidenses que tienen y enseñan a otros una visión negativa de la religión, incluyendo la información errónea que ésta estanca o dificulta la economía.

«En una época en la que la sociedad americana está adoptando una creciente convicción de que la religión no es un punto positivo, la suma de los números es un recordatorio tangible del impacto favorable de la religión», continuó el investigador.

Grim afirma que las organizaciones religiosas son considerablemente más valiosas a América porque benefician a la sociedad de una manera doble.

«Cada día, los individuos y las organizaciones basadas en la fe sirven en silencio a sus comunidades a través de sus congregaciones, organizaciones benéficas y las empresas inspiradas en la religión», el académico señaló.

Impacto colosal

El estudio nacional, patrocinado por Faith Counts, se llevó a cabo para determinar el impacto financiero de más de 344.000 congregaciones religiosas de costa a costa. La organización cristiana sostiene que «los números no son compatibles» con la idea propagada por muchos grupos anti-fe; que expresan que la religión no contribuye a la sociedad americana.

Los hallazgos de la minuciosa investigación son que la magnitud de la contribución de estas congregaciones para la sociedad, es mucho más grande de lo que, la mayoría de los estadounidenses, nunca hubiera imaginado.

«El estudio encontró que el aporte de la religión en América tiene un impacto económico equivalente al 15avo más importante del mundo», informó TheBlaze. De hecho, la cantidad de dinero generado por estas organizaciones es superior a la producción económica de muchas de las empresas de alta tecnología, más reconocidas y utilizadas en Estados Unidos.

«[La contribución económica de 1.2 trillones de las organizaciones religiosas de Estados Unidos es mayor a] los ingresos anuales combinados de las 10 principales compañías de tecnología, como Apple, Amazon y Google», los investigadores divulgaron.

La investigación patrocinada por Faith Counts una campaña multi-religiosa dedicada a promover el valor de la fe en la vida de los estadounidenses – descubrió que un gran porcentaje de las organizaciones benéficas estadounidenses son de naturaleza religiosa.

«[El estudio muestra que] el 40 por ciento de las 50 organizaciones benéficas más importantes en los Estados Unidos, están basadas en la fe, y tienen un ingreso operativo combinado de 45,3 mil millones», informó de theblaze Kate Scanlon.

Ella señala que, además de mejorar la economía, las congregaciones basadas en la fe son responsables de llevar a millones y millones de estadounidenses a poner su fe en acción a través de ayudar a aquellos que están afectados o en gran necesidad.

«Además, las congregaciones religiosas coordinan 7,5 millones de voluntarios para ayudar a ejecutar programas sociales 1,5 millones cada año, como los esfuerzos de lucha contra la pobreza, el abuso de drogas y enfermedades mentales,» continuó Scanlon.

La huella favorable en Estados Unidos de las organizaciones religiosas es de gran alcance y llega a la gente, en prácticamente, todos los segmentos de la sociedad.

«Estos gastos van desde los motores económicos básicos de cualquier negocio – el personal, los gastos generales, los servicios públicos – a miles de millones gastados en programas filantrópicos, instituciones educativas y los servicios de salud», explicó Faith Counts. «Las congregaciones, las empresas, las instituciones y organizaciones benéficas basadas en la fe fortalecen nuestra economía, crean comunidades y familias, levantando a la gente en tiempos de necesidad, en una manera que ninguna otra institución o gobierno lo hace.»

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.