PADRES CON PROPÓSITO
PADRES CON PROPÓSITO

PADRES CON PROPÓSITO

Hoy en día criar es un reto; quizás siempre lo ha sido, pero no queda duda que los nuevos tiempos han traído otros distractores e inconvenientes que vienen a interferir en la relación con nuestros hijos. Respondiendo a esos nuevos retos que se nos presentan, debemos actuar con intencionalidad, a propósito y no por casualidad.

Padres con propósito e intencionales son aquellos que constantemente están alertas y velan por crear momentos o escenarios de aprendizaje, afecto, respeto, apoyo, apego, juego, entre otros, sin dejar que las experiencias se produzcan ¨cómo vengan¨, ¨cuando se pueda¨ o en el famoso ¨momento idóneo¨ (que muchos padres esperan y nunca aparece). Mientras, nuestros hijos permanecen sin recibir lo que tanto anhelan sus corazones, tiempo, afecto, presencia de los padres, enseñanza, seguridad emocional, nuevas experiencias enriquecedoras, límites y disciplina.

A diario recibo niños y adolescentes con múltiples situaciones de vida y necesidades. En las consultas con los padres al parecer, la escuela, los amigos, el padre (acusado por la madre), la madre (acusada por el padre), son los innumerables culpables de la conducta o comportamiento de nuestros hijos. Por más que observo y analizo y a la luz de la Palabra de Dios y la evidencia provista por estudios sobre la conducta humana, no me cabe duda, que lamayor influencia (positiva o negativa) en la vida de nuestros hijos somos sus padres. Así que, los influenciamos para bien o para mal, estemos presentes o no, incluso nos hayan conocido o no. Nuestras acciones repercuten en nuestros hijos y basados en nuestra conducta, actuarán ellos. Es una tarea muy importante como para dejarla al azar, ¿no creen?.

Al observar el corazón quebrantado de los niños y adolescentes, es evidente la carencia de tiempo (en cantidad y calidad), disciplina  y lazos emocionales fuertes, siendo éstas muestras de amor incondicional. Por ende, de no ser recibidas los niños sentirán que son amados condicionalmente y esto puede dar paso a problemas emocionales, mentales, conductuales, y académicos.

RETO GRANDE nos han entregado, pero no estamos solos, existe ayuda y en abundancia. No estamos para juzgarte sino para crear en ti, papá y mamá, la urgencia de hacer cambios y de ejercer tu propósito, ser el mejor PAPI y MAMI para tus hijos. Sé que los amas con todo tu ser, así que recuerda, fuiste llamado a preparar el corazón de tu hijos para que el Espíritu Santo se revele en sus vidas en el momento preciso y sus corazones y mentes deben estar dispuestos, humildes y entregados. Esto se logra con la formación que les brindes. Levántate y comienza a trabajar fuertemente.

“Los que siembran con lágrimas, cosecharán con gritos de alegría. Lloran al ir sembrando sus semillas, pero regresan cantando cuando traen la cosecha.” Salmo 126: 5-6

 

Diana Rivera Amado, Psicóloga Escolar

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.