Futbolista revelación en Europa, Daniel Torres; se entrega a Cristo y vence el alcoholismo
Futbolista revelación en Europa, Daniel Torres; se entrega a Cristo y vence el alcoholismo

Futbolista revelación en Europa, Daniel Torres; se entrega a Cristo y vence el alcoholismo

“Yo tenía que nacer de nuevo; era mi única salida”

 

El jugador contó que casi pierde su familia por culpa de su adicción. Aquí revela a través de una entrevista lo que experimento para el cambio en su vida:El volante cuenta la experiencia espiritual que le ayudó a combatir el alcoholismo, lograr cuatro títulos con el Santa Fe de Bogotá y convertirse en una revelación de la Liga española.

Pregunta. Usted repite que atravesó una etapa de irresponsabilidad. Pero ahora parece un ingeniero al frente de una corporación.

 Respuesta. Ahora soy totalmente diferente. Mi época más irresponsable fue entre 2010 y 2011. No tuve orientación. Para los que soñamos de pequeños con ser futbolistas, mi situación era una bendición enorme. Pero empecé a beber, a mí no me gustaba. aun así empecé a tomar whisky. Yo solo podía tomarme dos botellas. Se me notaba en la cara y en el tufo. Pero al otro día entrenaba con normalidad. No sé cómo aguantó mi cuerpo. No sé cómo no tuve una lesión de rodilla, un desgarro.

¿Jugaba en esas condiciones?

En Santa Fe me perdonaron unas ocho veces con prueba de alcoholemia positiva. El doctor y el presidente me lo pasaban. Hasta que llegó un técnico en 2011 y me sentó. Fue la peor etapa de mi vida. No sabía qué iba a ser de mi profesión; había perdido a mi esposa y a mi hijo; me estaba quedando sin fútbol; los medios hablaban muy mal de mí: me llamaban borracho. Estaba afectando a mi familia.

¿Qué tiene que ver el espíritu con los pies?

Conocí a Dios. Decidí entregarle mi vida al Señor y utilizarla para poder glorificarle, honrarle y llevar el mensaje a donde él me pusiera. En enero me llamaron para decirme que me quedara en Santa Fe y regresé con mi esposa. Lo difícil fue limpiar mi nombre. Ya nadie me creía. Cada vez que llegaba tarde a un entrenamiento, aunque fuera por un accidente, me hacían prueba de alcoholemia. Pensaban: ‘Volvió a caer’.

 Luego de ser restaurado, aprendi en la Palabra de Dios que ella refleja la santidad en los pies. El lugar donde uno pisa es el lugar donde se manifiesta la presencia de Dios y es un lugar limpio. Biblia nos dice que si salimos descalzos tomamos posesión del lugar que pisamos para que el Señor pueda obrar allí. Yo no salgo a caminar descalzo para obtener un resultado deportivo, sino porque sé que en el momento en que piso el campo descalzo la presencia de Dios está allí. Y sucederá lo que Dios quiera.


¿Se ha propuesto alguna meta esta temporada?

R. Donde quiera que yo vaya tengo dos objetivos: llevar la palabra de Dios y pelear por lo que yo juego. Aquí jugamos por la Liga y la Copa del Rey y yo quiero los dos títulos. Yo juego por ser campeón de Liga y de Copa con el Alavés. Decir que jugamos por la permanencia es como caminar de espaldas: si no miras hacia adelante te tropiezas con los obstáculos. Dicen que estoy loco. A veces hacen falta locos para que se cumplan las cosas.

 

 

 

bibliatodo.com

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.