“Si mostramos el amor de Jesús muchos musulmanes abrazarán la fe cristiana”
“Si mostramos el amor de Jesús muchos musulmanes abrazarán la fe cristiana”

“Si mostramos el amor de Jesús muchos musulmanes abrazarán la fe cristiana”

Ted Blake, director de Puertas Abiertas, opina sobre los recientes ataques terroristas, su relación con el islam y la respuesta de los cristianos ante los desafíos que se presentan.

Daesh es una organización terrorista que ha surgido bajo una cosmovisión apocalíptica del islam. Matan en nombre de Alá, reclaman un “califato” bajo una lectura radical de la historia y dedican esfuerzos al adoctrinamiento de sus súbditos en su visión de Occidente como el mal absoluto.

La comunidad islámica internacional rechaza esta visión extremista de su religión y proclaman que el islam es una religión de paz. Las condenas de los atentados terroristas perpetrados en París y Beirut han llegado desde estados que se definen como islámicos y todo tipo de entidades musulmanas.

A su vez los gobiernos en Europa temen que estos ataques produzcan el crecimiento de la islamofobia y un rechazo hacia los refugiados, que en su mayoría son practicantes de esta fe. En este complejo contexto entrevistamos a Ted Blake, director de la organización para la defensa de la iglesia perseguida Puertas Abiertas, y coordinador del grupo de Libertad Religiosa de la Alianza Evangélica Española.

P. Se está hablando mucho sobre los atentados en París, perpetrados por Daesh al grito de “Alá es grande”. ¿Hasta qué punto crees que se puede vincular la religión con esta masacre? R. En primer lugar quiero decir que lamentamos terriblemente lo sucedido y estamos unidos con Francia en su dolor.

La conexión de la religión con el terrorismo es compleja. Agradezco mucho haber escuchado como las comunidades musulmanas en España se han desvinculado totalmente de estos actos terroristas.

Ellos dicen que el islam no tiene nada que ver con los ataques y que estos terroristas no son el verdadero islam. A la vez, estos se autodenominan como el verdadero islam. Son por tanto dos formas contradictorias de lo que es vivir la fe musulmana y ponerla en práctica en la sociedad.

Por lo tanto, ¿están los ataques vinculados a la religión islámica? Parece que sí. ¿Es esta la representación correcta del islam en el mundo? Parece que no.

P. ¿Cuál es la ideología que impulsa el yihadismo en la actualidad? ¿Qué es lo que pretende la yihad?

R. La yihad es un retorno a los orígenes del islam, que “evangelizaba” usando la fuerza. O te convertías o no podías seguir viviendo. Esta es la dinámica que hubo en un principio y hay personas que intentan volver a traer esta forma de pensar o hacer. P. ¿Es esta una tendencia minoritaria dentro del Islam? R. Estamos viendo que no todos los musulmanes están matando a personas. Hay muchos más que expresan su repulsa y dicen que esto no les representa. El islam no anda matando a todos los que no creen como ellos. Este extremismo es una representación muy pequeña del islam en el mundo.

P. ¿Hay en el islam alguna muestra de apertura o posibilidad de desarrollo de una convivencia con otras religiones?

R. El islam es una religión monoteísta y como tal entiende que solo hay un Dios y que ese es el único auténtico. Es lógico para ellos que para convivir tengas que convertirte a su Dios, porque si no, ellos piensan que estás equivocado y tu final será infeliz. Está claro que hay evidencias en la sociedad en la que el islam y el cristianismo y otras religiones pueden convivir en paz. Vecinos que son cristianos y musulmanes pueden respetarse y tener una relación cordial unos con otros.

P. Desde Puertas Abiertas conocéis bien la situación en países árabes. ¿Cuál es la situación del cristianismo en países tan influyentes dentro del islam como Arabia Saudí?

R. De la misma forma que muchos musulmanes han venido a Europa y han visto las libertades y el respeto, y han expresado su forma de vivir y de pensar, y han pedido respeto. Lo que pasa es que cuando vamos nosotros a países como Arabia Saudí, encontramos un país musulmán, que se rige por la ley musulmana. El islam no hace una distinción entre la vida política, religiosa o social. Todo es un conjunto, todo se rige por sus creencias religiosas. Por tanto un gobierno que se denomina musulmán protege su país no dejando practicar ninguna otra religión que la mayoritaria. Está prohibido reunirse como cristianos, orar en nombre de Cristo, tener una Biblia… Estas cosas ocurren en países como Arabia Saudí.

P. En Irak y Siria, donde se ha expandido el Daesh, ¿qué ha pasado con los cristianos?

R. Al principio de la guerra actual en Siria conocimos el caso de un pueblo donde la mitad eran cristianos y la otra mitad, musulmanes. Había convivencia, vivían en paz. Pero de repente se empezó a anunciar desde los minaretes que los cristianos debían marcharse o sino serían eliminados, uno por uno. Esta es una de las cosas que han ocurrido en estos países. Pero también en países como Nigeria, están pasando cosas similares o peores, y casi no tienen cobertura mediática. Por lo tanto vemos que hay una serie de personas que tienen una idea de ser musulmán que causa rechazo total a los cristianos, con la obligación de convertirse al islam, marcharse o sino ser exterminados.

P. ¿Qué balance general haces de la situación en Europa en cuanto a las libertades y la relación con el islam en nuestro continente?

R. Aquí no son mayoría y se adaptan a las leyes. Mientras se adapten a ello no vamos a tener problema con los musulmanes, sobre todo porque la mayoría se desmarca de estos movimientos radicales y extremistas. Sin embargo, en países donde dejan de ser minoría y pasan a ser mayoría, suele darse esta imposición, quieren convertir el lugar donde viven en un lugar que se rija por las normas y la comprensión de la vida desde el punto de vista del islam. Estamos viendo en Europa que el número de creyentes musulmanes crece, por lo tanto, tenemos cierto peligro de que podamos vivir un régimen musulmán en el futuro.

P. ¿Qué papel pueden tomar los cristianos ante esta situación tan compleja, que ha generado miedos, prejuicios y odio en nuestro entorno?

R. Si los cristianos actuamos según las enseñanzas de la Biblia, demostrando el amor de Cristo a los musulmanes, hay una gran probabilidad de que muchos comprendan que Cristo es Dios y que hay salvación en la fe en Cristo. Si ellos llegan a comprenderlo, abandonarán el islam y abrazarán la fe cristiana. Esto traería un cambio radical en su comprensión de las cosas. La diferencia más grande que veo es que si vives en un país con una fe mayoritaria cristiana, tienes la libertad de escoger si quieres ser cristiano, ateo, o de otra creencia. Pero en un país de mayoría islámica sólo puedes convertirte al islam, no a otra religión, por presiones de la sociedad, de la ley y del entorno.

P. A pesar del peligro, hay cristianos en países donde se persigue a la iglesia. ¿Qué nos puedes contar sobre ellos?

R. Son personas que han entendido que cuando entregamos la vida a Cristo, morimos a una vida y nacemos a otra. Los cristianos entienden que arriesgan su vida para que otros conozcan a Cristo, saben que el cuerpo puede morir, pero tienen una vida espiritual que perdura para siempre. Saben que si mueren van a Cristo, y como decía el apóstol Pablo, “morir es ganancia”.

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.