"TENÍAMOS QUE COMER PASTO": LOS TESTIMONIOS DE LA VIDA BAJO ASEDIO EN SIRIA
"TENÍAMOS QUE COMER PASTO": LOS TESTIMONIOS DE LA VIDA BAJO ASEDIO EN SIRIA

"TENÍAMOS QUE COMER PASTO": LOS TESTIMONIOS DE LA VIDA BAJO ASEDIO EN SIRIA

Los niños se están muriendo de hambre y los adultos se preguntan cuándo les llegará su turno de morir. Las madres se ven forzadas a alimentar a sus hijos con pasto y alimento para animales, a quemar colchones para mantenerse calientes.

Los heridos se están muriendo porque no hay abastecimientos médicos tan básicos como vendajes y analgésicos.

Estas son las escenas de la vida diaria de las 400.000 personas que se calcula viven en las áreas bajo asedio en Siria.

Después de cinco años de guerra civil estas zonas se han convertido en lo que algunos describen como «campamentos de la muerte».

«Cuando no encontrábamos comida, teníamos que comer pasto. Solía mentirle a mis hijos y decirles que el pasto es comestible», relata Hassan, padre de dos hijos que logró escapar de una de las áreas asediadas en Siria, Deir Ezzor.

«Pero ¿a quién engañaba? El pasto no es comestible… Ví cómo mis hijos perdían peso día tras día y yo no podía hacer nada», recuerda.

«Los bombardeos eran aterradores. Vi a cuatro niños alcanzados por las bombas.Fue tan trágico… algunos niños perdieron extremidades», dice su testimonio, recogido por la organización humanitaria Save the Children.

Las organizaciones humanitarias están pidiendo a la comunidad internacional que haga más para poner fin a los asedios y facilitar el acceso de ayuda y evacuación de civiles.

La ley humanitaria internacional prohíbe utilizar a los civiles como blancos y también prohíbe la inanición de civiles como táctica de guerra.

Según Save the Children el sufrimiento de estas comunidades es «una evidencia estremecedora del fracaso de la comunidad internacional en Siria».

Fuente: BBC

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.