Un extraño se sentó en Denny’s por 2 horas, no ordenó nada, le pagó a 7 familias y dejó $1,500 en propina
Un extraño se sentó en Denny’s por 2 horas, no ordenó nada, le pagó a 7 familias y dejó $1,500 en propina

Un extraño se sentó en Denny’s por 2 horas, no ordenó nada, le pagó a 7 familias y dejó $1,500 en propina

En un mundo lleno de confusión e incertidumbre, la familia es el ente de apoyo más importante que podemos tener en nuestras vidas.  Están ahí para nosotros independientemente de las circunstancias, sin juzgarnos.  Los miembros de la familia se aman incondicionalmente y actúan como un catalizador para apoyarnos en nuestro transcurso la vida.

Así que cuando perdemos nuestra familia, realmente puede ser una experiencia devastadora.  Para un extranjero en Utah, el haber perdido toda su familia lo dejó pensando y preguntándose sobre cuál fue su propósito en la vida.

En una publicación en Facebook, que ha sido viral por lo más de 67,000 shares y 192,000 likes, una mujer relata una experiencia que tuvo mientras trabajaba en el restaurante Denny’s.

Un desconocido entró a uno de los restaurantes en Utah, y la mujer lo saluda y recibe en la puerta.  Inmediatamente, él pide ser sentado en una mesa que fuera atendida por una mesera que fuera madre soltera.  Esto fue una petición muy extraña, pero por coincidencia, la compañera de trabajo de esta mujer, Crystal, era una madre soltera que tenía una mesa disponible.

Por las siguientes dos (2) horas, ese extraño se sentó en su mesa sin comer y sin ordenar nada.  Por el contrario, observó atentamente todas las familias alrededor de él.  Luego, cuando las personas terminaron de comer, decidió hacer algo absolutamente impactante. Nadie esperaba que él fuera hacer lo que hizo.  Siga leyendo a continuación para que se entere.

El título de la foto dice:

«Hoy conocí a un ángel.  Usted entró a un Denny’s donde trabajo en Utah.  Usted me preguntó, “¿puede ser mi mesera una mujer que sea madre soltera?”  Pensé que era muy extraño, pero lo senté en la sección de Crystal.  Allí te sentaste por 2 horas observando a las personas.  7 familias entraron y comieron mientras usted estuvo allí, y usted pagó cada una de sus facturas, más de  $1,000 pagados a personas que ni siquiera conocía.  Le pregunté, “¿por qué hizo eso?” y usted simplemente me dijo, “la familia lo es todo, he perdido la mía.”  Mirándole mientras me decía eso provocó que se me aguaran los ojos (fue por eso que me alejé tan rápidamente) y tan pronto como llegué a la parte posterior irrumpí en llanto, noté tanto dolor en sus ojos.  Sólo quiero decirle que Crystal, la mesera que usted solicitó, estaba viviendo en un refugio con su hijo hasta que pudo ahorrar lo suficiente para obtener un lugar donde vivir. Su factura fue de $21.34 y usted dejó una propina de $1,500 y con ello, Crystal, a la siguiente semana, pudo conseguir un nuevo lugar para vivir, y por usted, también 7 familias comieron gratis.  Crystal me dijo que, la noche antes, ella oró por un milagro y Dios lo envió a usted.  Te fuiste antes de que cualquiera de nosotros te pudiera dar las gracias, espero que leas esto porque realmente eres una persona maravillosa, robaste el corazón de cada uno de nosotros aquí.  ¡Gracias!»

¡Que increíble gesto de un extraño!  Aunque es desgarrador escuchar acerca de su propia familia, es reconfortante escuchar cómo él impactó profundamente la vida de la mesera y de las otras siete familias.

Por favor comparta el acto de bondad de este hombre con otros.  ¡Él necesita ser reconocido!

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.