Por qué un millón de musulmanes llenaron las calles para oír hablar de Jesús, en el corazón del islam radical
Por qué un millón de musulmanes llenaron las calles para oír hablar de Jesús, en el corazón del islam radical

Por qué un millón de musulmanes llenaron las calles para oír hablar de Jesús, en el corazón del islam radical

En una era en la que los terroristas tienen a los cristianos como su blanco y el islamismo radical está contaminando a los musulmanes amantes de la paz, un valiente evangelista cristiano está construyendo puentes en lugares muy peligrosos.

La reconocida maestra bíblica y evangelista, Marilyn Hickey, cree que esos lugares peligrosos son territorio fértil para sembrar semillas de amor.

La fundadora de Marilyn Hickey Ministries habló recientemente a CBN News sobre su viaje a Karachi, Pakistán.

«Me encantan los musulmanes y me aman», dijo Hickey. «¡Va más allá de mi imaginación que tendríamos un millón en una reunión!»

Pero eso es lo que pasó. Un millón de musulmanes llenaron las calles de Karachi para oír a esta mujer de 85 años compartir las Buenas Nuevas acerca de Jesús.

«La gente puede no saber su nombre, pero Jesús sí lo sabe», dijo Hickey a la multitud.

Le preguntamos cómo la gente reaccionó a su mensaje.

«Ellos aplauden y se emocionan. Oh, sí, Él sabe tu nombre, donde estás, quien eres, tiene un plan y un destino para tu vida. Tengo mi Biblia, el Salmo 139, ‘Él te formó’ y Él tiene un nombramiento divino y un destino para cada ser humano», dijo.

La Dra. Hickey comenzó su predicación en una pequeña iglesia de Denver, que se convirtió en un ministerio de televisión internacional que ahora está llegando al mundo musulmán.

«Antes de que todo esto fuera un desastre, Dios me habló para orar por los países musulmanes, memoricé 40 países y oraba todos los días durante cuatro años o más, entonces Dios comenzó a enviarme allí», nos dijo.

«No creo que debamos ver las noticias, sino cambiar las noticias», agregó.

Hickey da toda la gloria a Jesús, y a través de Él, ella dice que sus reuniones masivas han visto incontables milagros.

«No me pregunten por qué, me llaman mamá, los musulmanes me llaman la madre de Pakistán», dijo Hickey.

«Esa es la gracia de Dios, pero yo no me comprometo. Les digo que cómo Jesús murió por sus pecados, resucitó de los muertos, si desean arrepentirse y creer que Él vendrá a su corazón, no es un mensaje comprometedor sino un mensaje de sanación para el espíritu, alma y cuerpo», agregó.

Mientras tanto, el viaje de Hickey a esta religión islámica extrema fue tan profundo que incluso llamó la atención de los medios seculares.

 

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.