Uno de los niños que estuvieron atrapados en cueva, es patrocinado por un ministerio cristiano
Uno de los niños que estuvieron atrapados en cueva, es patrocinado por un ministerio cristiano

Uno de los niños que estuvieron atrapados en cueva, es patrocinado por un ministerio cristiano

La misión final de rescate se completó en Tailandia cuando los 12 niños y su entrenador de fútbol fueron extraídos de una cueva inundada en un drama que ha cautivado a su nación y al resto del mundo.

Los funcionarios de salud dicen que todos los niños, de entre 12 y 16 años, han sido sacados a la luz durante los últimos tres días, y están “de buen humor” y generalmente saludables.

Los rescatados están ahora en el hospital, en cuarentena durante al menos siete días lejos de gérmenes e infecciones. Se evaluarán sus pulmones y corazones, y se les administrarán vacunas y antibióticos.

Jesada Chokdumrongsuk, subdirectora general del Ministerio de Salud Pública de Tailandia, dijo el martes que el primer grupo de cuatro niños rescatados en general están sanos y ahora pueden comer alimentos normales. Pero las infecciones son una preocupación grave ya que quedaron atrapadas en condiciones insalubres, expuestos a desechos humanos durante semanas en su terrible experiencia, y dos de los niños supuestamente pueden tener una infección pulmonar.

Si los exámenes médicos no muestran ningún peligro, los padres podrán ingresar al área de aislamiento para ver a sus hijos por primera vez desde que los niños quedaron atrapados en la cueva hace dos semanas.

Mientras tanto, resultó que uno de los niños estaba siendo patrocinado como beneficiario de Compassion, asistiendo a uno de sus centros de desarrollo infantil. El lema del ministerio es: “Liberar a los niños de la pobreza en el nombre de Jesús”.

“Muchas gracias por todas las oraciones y todo el aliento. Gracias a Dios. Estoy realmente agradecido de que hayan encontrado a mi hijo y los 13 estén vivos”, le dice la madre del niño a Compassion en una entrevista. “Estoy muy feliz y muy agradecida de volver a ver a mi hijo. Muchas gracias a todos los que han estado orando por nosotros y por los niños y por ayudarnos. Gracias”.

Los 12 niños y su entrenador de fútbol quedaron atrapados por las inundaciones debido a las fuertes lluvias después de entrar a esa cueva. Las peligrosas condiciones de la inundación hicieron que los intentos de rescate fueran imposibles durante días, lo que llevó a la muerte de un buzo SEAL de la marina altamente entrenado.

El tramo final de la misión involucró a 19 buceadores con tanques de oxígeno para las víctimas y una cuerda para guiarlos a través de aguas turbias, corrientes rápidas ocasionales y secciones completamente inundadas del complejo de cuevas.

 

Fuente: http://www1.cbn.com

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.