Restaurante cristiano Chick-fil-A cierra domingos y vende más que McDonald’s en EE. UU.

La red de comida rápida Chick-fil-A genera más del doble que lo que hacen los restaurantes McDonalds en los EE.UU., de acuerdo con un nuevo análisis realizado por Goldman Sachs, que también predijo que Chick-fil-A tiene un futuro aún más brillante.

Chick-fil-A logra estos números gigantescos, a pesar que los domingos cierra.

“Nuestra investigación de marca, muestra que Chick-fil-A ha tenido el mayor crecimiento de la marca en restaurantes de comida rápida, respaldando el mayor aumento en los ingresos totales (en dólares estadounidenses)”, dice el análisis.

Business Insider fue el primero en reportar los nuevos datos, que mostraron que las franquicias de Chick-fil-A generan el doble de ingresos promedio que las franquicias de McDonald’s en los Estados Unidos. Goldman Sachs citó los datos de Technomic.

El análisis de Goldman Sachs también dijo que la compañía experimentó un “rápido aumento”.

“Nuestra encuesta de marca de 2,000 consumidores sugiere que continuarán creciendo”, dijo el informe.

A principios de este año, Chick-fil-A se convirtió en la tercera cadena de comida rápida más grande de los Estados Unidos, según datos citados por Nation’s Restaurant News.

Sus ventas totales de US$ 10.46 mil millones en 2018 fueron superadas solo por McDonald’s (US$ 38.52 mil millones) y Starbucks (US$ 20.49 mil millones).

El propósito corporativo oficial de la compañía es “glorificar a Dios al ser un administrador fiel de todo lo que se nos confía y tener una influencia positiva en todos los que entran en contacto con Chick-fil-A”, cita la cadena de restaurantes.

Los dueños de Chick-fil-A cierran sus restaurantes los domingos para darles a los empleados la oportunidad de ir a la iglesia si lo desean.

En 2012, el CEO de Chick-fil-A, Dan Cathy, dijo que los centros comerciales siempre permitían que los restaurantes de Chick-fil-A fueran inquilinos, aunque la política del centro comercial requería que las tiendas estuvieran abiertas durante siete días.

“Siempre ponemos en nuestro contrato que cerraremos los domingos”, dijo Cathy en una entrevista. “Teníamos un historial de que estábamos generando más negocios en seis días que otros inquilinos en siete [días]”.

“Aunque los desarrolladores no tenían identidad con nuestro propósito corporativo de ‘glorificar a Dios y ser un administrador fiel de todo lo que se nos confía y tener una influencia positiva en todos los que entran en contacto con Chick-fil-A’, ellos identificaron con los cheques de alquiler que firmamos para el centro comercial, y se basaron en nuestras ventas”.

“Así que harían una excepción para Chick-fil-A sin hacer una excepción para nadie, simplemente porque sabían que pagaríamos más por el alquiler que cualquier otro inquilino que estuviera abierto hasta siete días a la semana”, dijo.

Related posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.