Trump no puede evitar sonreír mientras una joven inmigrante africana hace una oración apasionada en la Casa Blanca

El presidente Donald Trump tuvo una respuesta simple pero conmovedora el viernes cuando una joven etíope dirigió la Cumbre de Jóvenes Líderes Negros en oración en la Casa Blanca.

Después de que Trump pronunció sus comentarios en la cumbre en la Sala Este de la Casa Blanca, se escuchó a una mujer en la audiencia preguntando: “Sr. Presidente, ¿podemos orar?

Trump podría haberla ignorado o haber actuado como si no hubiera escuchado. Después de todo, había muchas personas que querían estrecharle la mano y, como presidente, por supuesto, Trump es un hombre ocupado.

En cambio, le indicó a la mujer que subiera al podio y orara.

El nombre de la joven, supimos más tarde, era Mahalet. Originaria de Etiopía, fue abandonada por su madre y su padre, pero luego fue adoptada por una familia cristiana en Estados Unidos cuando tenía 11 años, según Benny Johnson de Turning Point USA, el grupo que ayudó a organizar la reunión.

 

“Solo quiero decir gracias, señor presidente”, comenzó. “Sé que tenemos una guerra política en este momento, pero creo firmemente que también es espiritual”.

“Sé que los estadounidenses se van a despertar y vamos a volver a mirar a Dios en lugar de las redes sociales”, dijo, obteniendo algunos aplausos de los reunidos en la sala. “Regresaremos a Jesús porque Jesús salva, y este país fue fundado sobre la Constitución, construida sobre principios piadosos, y vamos a luchar por eso”.

Luego destacó la importancia de la oración regular.

“Solo quiero animarlos a que recen todos los días por esta nación”, dijo Mahalet mientras Trump asintió con la cabeza y dio un visto bueno a la audiencia. “Quiero que recen y recen y recen. Soy de Etiopía Yo [ahora] vivo en una ciudad muy hermosa llamada Valparaíso, Indiana ”.

“Las personas fuertes y fuertes pudieron criarme, y amo a Dios y quiero orar muy rápido”.

Mahalet luego se lanzó a una oración conmovedora. Y durante lo que pareció la duración de su oración, el presidente no pudo evitar transmitir.

“Querido Dios, no soy realmente bueno en esto, pero solo quiero decir muchas gracias por darnos la oportunidad de estar en la Casa Blanca, gracias por darnos un gran líder como Trump: el Sr. Donald Trump ,” ella dijo.

“Y me gustaría agradecerles por despertar a nuestra nación”.

“Dios nos proteja”, agregó. “Dios proteja a nuestro presidente ya que está pasando por mucho ahora, tanto escrutinio. Dios, creo que nos lo diste y creo que va a lograr mucho más. Sé que tienes más para nosotros, Jesús, te pido que nos protejas y camines con nosotros “.

La conclusión de la oración de Mahalet fue recibida con vítores de los asistentes. También recibió abrazos tanto de Trump como del vicepresidente Mike Pence.

Fue un momento inspirador en todas partes, desde la oración apasionada de Mahalet por su país y presidente, hasta la respuesta de la audiencia, hasta el agradecimiento visible de Trump por sus palabras.

La oración es algo hermoso, y esta joven mujer acaba de demostrar por qué.

Related posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.