Hulk Hogan: No necesitamos una vacuna, necesitamos a Jesucristo
Hulk Hogan: No necesitamos una vacuna, necesitamos a Jesucristo

Hulk Hogan: No necesitamos una vacuna, necesitamos a Jesucristo

El luchador profesional Hulk Hogan sugiere que el Señor terminará con el coronavirus si la humanidad se arrepiente.

«En tres cortos meses, tal como lo hizo con las plagas de Egipto, Dios nos ha quitado todo lo que adoramos», escribió Hogan a sus 1,5 millones de seguidores de Instagram.

El «Hulkster» de 66 años, nacido Terry Gene Bollea, cree que la gente de la Tierra debería usar el bloqueo pandémico para lidiar con su fe, y luego sucumbir a una llave sagrada. Para hacer que eso suceda, según Hogan, las instituciones de todo el mundo golpearon al cuerpo, incluido el Dow Jones.

View this post on Instagram

Word up,can you handle the truth my brother only love HH In three short months, just like He did with the plagues of Egypt, God has taken away everything we worship. God said, "you want to worship athletes, I will shut down the stadiums. You want to worship musicians, I will shut down Civic Centers. You want to worship actors, I will shut down theaters. You want to worship money, I will shut down the economy and collapse the stock market. You don't want to go to church and worship Me, I will make it where you can't go to church" "If my people who are called by my name will humble themselves and pray and seek my face and turn from their wicked ways, then I will hear from heaven and will forgive their sin and will heal their land." Maybe we don't need a vaccine, Maybe we need to take this time of isolation from the distractions of the world and have a personal revival where we focus on the ONLY thing in the world that really matters. Jesus.

A post shared by Hulk Hogan (@hulkhogan) on

“Dios dijo, ‘si quieres adorar a los atletas, cerraré los estadios. Si quieres adorar a los músicos, cerraré los Centros Cívicos ”, escribió Hogan el lunes. “Si quieres adorar a los actores, cerraré los teatros. Si quieres adorar al dinero, cerraré la economía y colapsaré el mercado de valores «.

También dio a entender que Dios cerró iglesias para castigar a las personas que no las usaban.

«No quieres ir a la iglesia y adorarme, los haré que no puedas ir a la iglesia», según Hogan.

En un video publicado en GodTv.com en 2018, Hogan dijo que fue salvado por Dios cuando tenía 14 años. Citó 2 Crónicas 7:14 de la Biblia King James en Instagram el lunes para sugerir que la pandemia terminará si la humanidad se arrepiente.

«Si mi pueblo que es llamado por mi nombre se humillará y orare y buscaren mi rostro y se apartaran de sus malos caminos, entonces escucharé del cielo y perdonaré su pecado y sanaré su tierra», escribió Hogan.

El luchador de 6 pies 7 y 301 libras terminó su misiva al sugerir que, en lugar de buscar una cura para el virus, que ha infectado a casi 1.46 millones de personas y mató a 76,506, la humanidad debería aprovechar el tiempo de silencio impuesto por la pandemia.

«Tal vez no necesitamos una vacuna», escribió Hogan. «Tal vez necesitamos tomar este tiempo de aislamiento de las distracciones del mundo y tener un avivamiento personal donde nos centremos en la ÚNICA cosa del mundo que realmente importa. Jesús.»

Entradas Relacionadas

5 Comentarios

    1. Juan del Pueblo

      Tampoco necesitamos ir al doctor cuando estemos enfermos ni tomar medicinas para curar nuestras enfermedades.

      Reply
  1. Andres Trias

    Amigo hogan , un pueblo idolatra es aquel que teniendo un Dios verdadero, busca entre los murto al que vive ,Y obedece al idolo que sigue :nacionalidad,cultura,deporte economia,hombre ect.

    Reply
  2. Silvestre

    Solo el amor de Cristo y la verdad nos hara libres, seamos sinceros con nosotros mismos y después buscamos el reimo de Dios cuando estemos limpios de ♥

    Reply

Leave a Reply to Juan del Pueblo Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.