Asesores de fe de Trump condenaron la violencia en el Capitolio: ‘Eso no es Jesús’

Previous
Next

Los estadounidenses miraban con horror en sus teléfonos y televisores, una turba violenta que abrumó a la policía en el Capitolio de Estados Unidos el miércoles, asaltando el edificio y tomando las cámaras legislativas.

Los líderes evangélicos respondieron rápidamente e instaron a que se pusiera fin a los disturbios.

El portavoz de política pública de los bautistas del sur, el Dr. Russell Moore, fue uno de los primeros en calificar el ataque al Capitolio de inmoral, injusto y peligroso. Instó al presidente a detener a los alborotadores, tuiteando: «Presidente Trump, usted tiene la responsabilidad moral de hacer un llamado a estas turbas para detener esta anarquía peligrosa y anticonstitucional».

El líder de la adoración, Sean Feucht, condenó a la mafia y tuiteó: «Quienquiera que esté asaltando el edificio del Capitolio, ¡detente! La violencia nunca es la respuesta».

Algunos de los asesores religiosos del presidente como el reverendo Sam Rodríguez y el pastor Robert Jeffress también hicieron un llamado. Jeffress señaló que «desobedecer y agredir a la policía es un pecado, ya sea que lo cometa Antifa o republicanos enojados».

La multitud no solo agitó banderas de Trump, sino que también izó una enorme bandera de Jesús sobre el edificio del Capitolio. El video mostró al menos a un manifestante con una bandera cristiana.

La popular profesora de Biblia, Beth Moore, dijo que sus convicciones religiosas están equivocadas. «No conozco al Jesús que algunos han desfilado y saludado en medio de esta traición hoy», dijo. «Pueden estar actuando en nombre de algún otro Jesús, pero ese no es el Jesús de los Evangelios».

Los expertos en seguridad nacional no se sorprendieron de que algunos de los alborotadores intentaran invocar el cristianismo para respaldar sus acciones. Elizabeth Neumann, ex subsecretaria de Seguridad Nacional para la lucha contra el terrorismo bajo Trump, dijo a CBN News que ciertos extremistas han utilizado afirmaciones cuasi cristianas durante años.

«Tenemos mucha evidencia de personas que se llaman a sí mismas cristianas participando en grupos como los Proud Boys y las Milicias», dijo. «Estos grupos tuvieron una fuerte presencia en la fallida insurrección de ayer y en las actividades terroristas internas».

El Dr. Ed Stetzer de Wheaton College dijo que temía «daños duraderos» para el testimonio de los evangélicos blancos, ya que muchos han estado tan estrechamente alineados con el presidente.

El Dr. Al Mohler, presidente de Southern Seminary y partidario de Trump, culpó al presidente. «El presidente Trump es responsable ahora de desatar el caos», tuiteó.

Los demócratas y algunos republicanos también pidieron cuentas al presidente. La representante Liz Cheney dijo: «No hay duda de que el presidente formó la mafia, incitó a la mafia».

El presidente envió una serie de señales contradictorias el miércoles. Hablando en un mitin a sus partidarios antes de que marcharan hacia el Capitolio, les dijo que protestaran pacíficamente, pero también dijo: «Nunca recuperarás nuestro país con debilidad. Tienes que demostrar fuerza».

Más tarde, el presidente electo Joe Biden instó al presidente a exigir el fin del asedio. Trump publicó un video en Twitter en el que le decía a la mafia que se fuera pero también elogiaba a los manifestantes. «Tenemos que tener paz, así que vete a casa. Te amamos, eres muy especial», dijo.

Twitter luego retiró el video y bloqueó la cuenta del presidente durante 12 horas, amenazándolo con una prohibición permanente.

No todos los partidarios de Trump que asistieron al mitin en Washington recurrieron a la violencia. Innumerables personas participaron en protestas pacíficas, incluso llenas de oración.

Pero las acciones de la mafia del Capitolio capturaron los titulares y cambiaron la narrativa del día. También provocaron cuatro muertes. Una manifestante murió después de que la policía le disparara en el Capitolio durante el caos. Otros tres murieron por emergencias médicas.

Con el Capitolio encerrado y algunos legisladores refugiados en su lugar, llegó la Guardia Nacional, dispersando a los manifestantes con gases lacrimógenos y granadas de percusión.

Esta mañana en Twitter, el presidente tuiteó a través de un asistente, prometiendo una «transición ordenada el 20 de enero».

 

https://www1.cbn.com/

Promo Unored

Tenemos todo lo que necesita

Beneficios increibles

Activación en menos de 24 hrs
Transmita en vivo en diferentes canales como Web, Facebook, Youtube y móvil.
¡Transmita desde la nube! Ofrecemos servicios virtuales en la nube para que transmita sin necesdad de tener sus propios equipos.
Más información
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Suscribete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios