Contra los pronósticos, los conservadores mantienen el poder en Australia
Contra los pronósticos, los conservadores mantienen el poder en Australia

Contra los pronósticos, los conservadores mantienen el poder en Australia

La coalición Liberal-Nacional del primer ministro australiano, Scott Morrison, mantendrá las riendas del Ejecutivo tras ganar los comicios legislativos, después de que las encuestas dieran como ganadores a los laboristas.

«Siempre creí en milagros…y hoy hemos entregado otro. ¿Cuán grande es Australia?», ha dicho Morrison en un discurso triunfal en Sídney, en medio de las ovaciones de sus correligionarios que coreaban «ScoMo», como le dicen al primer ministro.

Las proyecciones de la Comisión Electoral Australiana, que no son definitivas, otorgan unos 74 escaños a la coalición gobernante, a dos asientos de la mayoría absoluta, frente a los 66 del Partido Laborista, mientras que varios independientes también han conseguido entrar en la Cámara Baja.

Mientras, el líder opositor Bill Shorten ha admitido la derrota al anunciar que «sin querer mantener falsas esperanzas, mientras aún faltan contar millones de votos e importantes escaños por finalizar, es obvio que los laboristas no serán capaces de formar el próximo Gobierno».

El exsindicalista también ha precisado que ha llamado a Morrison para felicitarlo por la victoria y ha adelantado que dejará el liderazgo de su partido, aunque seguirá en el Parlamento como legislador.

El ex primer ministro Tony Abbott no renueva el escaño

Por su parte, los liberales han celebrado la victoria, a pesar de que se desconoce si la coalición podrá gobernar sin alianzas con otras formaciones. Uno de los pesos pesados de la coalición, el ex primer ministro Tony Abbott no ha podido renovar el escaño que ha ocupado durante 25 años.

Para gobernar en mayoría en Australia se necesitan 76 de los 151 escaños, de lo contrario se tienen que realizar alianzas con los independientes y partidos minoritarios de la Cámara Baja.

Otras formaciones que han conseguido escaños en el Legislativo son el Partido Australiano de Katter, que representa a los intereses rurales, el Partido Verde y la Alianza de Centro, además de otros cuatro independientes.

En estos comicios legislativos también se han renovado 40 de los 76 representantes al Senado, que no participa en la elección del primer ministro pero es relevante para la aprobación de leyes.

En la pasada legislatura, Morrison se vio obligado a negociar intensamente en la Cámara Alta con los partidos minoritarios y los independientes, entre ellos el xenófobo Una Nación, para sacar adelante algunas iniciativas.

Entradas Relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.