Doctor que fue despedido por decir que no utilizaría pronombres preferidos se enfrenta esta semana a los Tribunales

Anterior
Siguiente

Un médico cristiano que perdió su trabajo después de negarse a usar pronombres trans comparecerá ante un tribunal esta semana para impugnar un fallo que sostenía que las creencias bíblicas sobre el género son “incompatibles con la dignidad humana” y no “dignas de respeto en una sociedad democrática”.

El Dr. David Mackereth, un médico que en julio de 2018 fue despedido por el Departamento de Trabajo y Pensiones, impugnará el fallo ante el Tribunal de Apelación Laboral de Londres el martes y el miércoles.

“Mi caso afecta a todos, no solo a mí y a los cristianos que creen en la Biblia, sino a cualquiera que esté preocupado por el discurso forzado y la ideología transgénero que se impone en el NHS y otros servicios públicos”,

Dr. David Mackereth, despedido por alegado discrimen por creencias

“Mi caso afecta a todos, no solo a mí y a los cristianos que creen en la Biblia, sino a cualquiera que esté preocupado por el discurso forzado y la ideología transgénero que se impone en el NHS y otros servicios públicos”, dijo Mackereth en un comunicado.

“La sentencia de hace dos años decía a los cristianos: ‘tienes que creer en la ideología transgénero’. Eso es totalitarismo. Hizo que el cristianismo no fuera nada, que la Biblia no fuera nada. Eso no se puede permitir”.
El caso se produce aproximadamente una semana después de que el primer ministro británico, Boris Johnson, dijera a los miembros del parlamento que “cuando se trata de distinguir entre un hombre y una mujer, los hechos básicos de la biología siguen siendo sumamente importantes”.

En la audiencia de dos días, se espera que los abogados citen la victoria del tribunal de Maya Forstater en junio pasado, manteniendo que una decisión anterior en su contra “erró de derecho”. Forstater se desempeñó como investigador principal en un grupo de expertos en Londres y fue despedido en 2019 por tuitear que “los hombres no pueden convertirse en mujeres”. Criticó la decisión de albergar a un hombre biológico identificado como trans en una prisión de mujeres.

Los abogados de Mackereth argumentarán que el fallo de Forstater ha resuelto la “cuestión central de derecho” planteada en el caso de Mackereth y que la “conclusión de que la religión cristiana en sí misma no era una característica protegida simplemente no puede ser correcta”.

En 2018, Mackereth fue despedido como asesor médico después de negarse a identificar a los clientes por su identidad de género elegida. En 2019, llevó su caso a un Tribunal Laboral en Birmingham, alegando acoso y discriminación por sus creencias cristianas.

Mackereth dijo durante el proceso que su gerente de línea le preguntó en una conversación: “Si tienes un hombre de seis pies de altura con barba que dice que quiere que se dirijan a él como ‘ella’ y ‘Señora’, ¿harías eso?”. Y Mackereth respondió que en buena conciencia, no podía. Su contrato fue rescindido posteriormente.

Pero el tribunal dictaminó en octubre de 2019 que el Departamento de Trabajo y Pensiones no había violado la Ley de Igualdad de 2010 al despedir al médico, que ahora trabaja como médico de emergencia del NHS.

“La falta de creencia en el transgenerismo y la objeción de conciencia al transgenerismo, a nuestro juicio, son incompatibles con la dignidad humana y entran en conflicto con los derechos fundamentales de los demás”, decía la sentencia.

El Christian Legal Center argumenta que el juez laboral “puso efectivamente los ‘derechos transgénero’ por delante de la libertad de conciencia”. El grupo legal sostiene que la consecuencia de la decisión es que “autorizó a los empleadores a obligar a los cristianos a usar los pronombres preferidos por los clientes que creen en la fluidez de género”.

“Se cree que es la primera vez en la historia de la ley inglesa que un juez dictamina que los ciudadanos libres deben participar en un discurso forzado”, se lee en un comunicado del Christian Legal Center.

Mackereth cree que los empleados del NHS “se ven obligados a aceptar un cambio masivo en nuestro concepto de la realidad médica del sexo, sin base científica para ese cambio”.

“Ningún médico, investigador o filósofo puede demostrar o probar que una persona puede cambiar de sexo”, dijo Mackereth. “Sin integridad intelectual y moral, la medicina no puede funcionar y mis 30 años como médico ahora se consideran irrelevantes en comparación con el riesgo de que alguien más se sienta ofendido”.

Como los cristianos están llamados a “amar a todas las personas”, Mackereth afirma que los seguidores de Cristo no pueden “amar a las personas verdaderamente cuando vivimos y diseminamos una mentira”.

La directora ejecutiva de Christian Legal Center, Andrea Williams, dijo que si se confirma el juicio contra su cliente, tendrá “consecuencias sísmicas” para “cualquiera en el lugar de trabajo que esté preparado para creer y decir que somos creados hombre y mujer”.

“La enseñanza de Génesis 1:27 se repite a lo largo de la Biblia, incluso por el mismo Jesucristo. Es fundamental para establecer la dignidad de cada persona humana pero, en un extraño giro irónico, se la califica como incompatible con esa dignidad”, Williams dijo.

“Este fallo no puede mantenerse. Estamos decididos a luchar en la medida de lo posible por la justicia y para que sea anulado”.

Promo Unored

Tenemos todo lo que necesita

Beneficios increibles

Activación en menos de 24 hrs
Transmita en vivo en diferentes canales como Web, Facebook, Youtube y móvil.
¡Transmita desde la nube! Ofrecemos servicios virtuales en la nube para que transmita sin necesdad de tener sus propios equipos.
Más información
Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp
Email
Suscribete
Notificar de
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios