¡Qué maravilloso momento para ser el enemigo de Estados Unidos!

Previous
Next

¡Qué maravilloso momento para ser el enemigo de Estados Unidos! Los déspotas, dictadores y otros villanos variados se regodean.

Les daré dos ejemplos. Aludiendo al asalto de la semana pasada al Capitolio,  Ali Khamenei, Líder Supremo de la República Islámica de Irán, tuiteó: “¿Has visto la situación en los Estados Unidos? Esta es su democracia y este es su fiasco electoral. Hoy en día, los EE.UU. y los ‘valores americanos’ son ridiculizados incluso por sus amigos”.

Luego, refiriéndose a los levantamientos masivos contra su régimen opresivo hace 12 años, el teócrata añadió: “Los Estados Unidos querían iniciar una guerra civil en #Irán en 2009, & Alah los ha afligido con el mismo predicamento en 2021”.

La Agencia de Noticias Xinhua del Partido Comunista Chino equiparó a la turba que irrumpió en los pasillos del Congreso con los manifestantes pro-democracia de Hong Kong, donde las libertades están siendo aplastadas en flagrante violación de las inequívocas obligaciones del tratado de Beijing. El espectáculo en Washington, añadió el comentarista de Xinhua, “ha dejado al mundo no sólo horrorizado sino también desilusionado”.

Por supuesto, persuadir al “mundo” de que el experimento democrático es una ilusión ha sido un objetivo estratégico de los gobernantes de China – junto con los de Rusia e Irán – durante décadas.

Su mensaje constante a los súbditos en el país y a los pueblos en el extranjero: “Sería un tonto si arriesgara su vida por un sistema político decadente, en decadencia y destinado a fracasar – o ser derrotado – tarde o temprano. Es mejor que nos obedezca. Sabemos lo que es mejor para usted”.

Los americanos han sido un blanco particular de tales campañas de desinformación. Hace tres años escribí sobre un estudio bipartidista que reveló que los propagandistas del presidente ruso Vladimir Putin estaban “intentando socavar la fe en las instituciones democráticas de los Estados Unidos, ayudar a los extremistas tanto de la izquierda como de la derecha, dividir y polarizar a los estadounidenses (incluso más de lo que ya lo están) y envenenar los debates políticos que los ciudadanos de una república madura deberían poder llevar a cabo de manera civil”.

Los apparatchiks de Putin encargados de este proyecto han sido sin duda recompensados con vacaciones de invierno en los balnearios de Crimea – un territorio que Putin le arrebató a la vecina Ucrania.

Campañas complementarias de desinformación han sido llevadas a cabo por Beijing y Teherán. Y después del destructivo hack de Pyongyang de Sony Pictures en 2014, ¿alguien espera que Hollywood vuelva a hacer una película que muestre a los norcoreanos como malos?

Un desarrollo significativo que casi no recibe atención: Los adversarios de América, diferentes como son en muchos sentidos, se están uniendo. Les daré tres ejemplos.

El año pasado, la República Popular China y la República Islámica de Irán – ninguna de las dos, obviamente, una república genuina – aprobaron un acuerdo de “asociación estratégica” de 25 años. Nótese que los gobernantes de Irán aparentemente no están preocupados por el tratamiento brutal de Beijing a sus súbditos musulmanes.

Los portavoces de Putin, tras la expiración en octubre del embargo de armas impuesto por el Plan de Acción Integral Conjunto, anunciaron que Rusia estaría encantada de vender a Teherán una larga lista de armas avanzadas. Las sanciones americanas han evitado esa eventualidad, por ahora.

Putin también habló de una “asociación estratégica” con China, añadiendo que una alianza militar formal era “bastante posible de imaginar”.

Para disuadir este eje en evolución, ayudaría a revitalizar las alianzas de América. El presidente electo Joe Biden ha dicho que eso será una prioridad. Pero es más fácil decirlo que hacerlo y, para ilustrar el porqué, les daré tres ejemplos.

“Nos preocupa que China expanda su postura agresiva en otras áreas que no sean Hong Kong”, dijo a Reuters el mes pasado Yasuhide Nakayam, Ministro de Estado de Defensa de Japón. “Creo que uno de los próximos objetivos, o lo que a todos les preocupa, es Taiwán”. Añadió: “Estados Unidos es el líder de los países democráticos. Tengo un fuerte sentimiento que decir: América, ¡sé fuerte!”.

En el Medio Oriente, los amigos de América están preocupados de que Biden alivie la presión económica sobre los gobernantes de Irán, ignorando el hecho de que esos gobernantes continúan jurando “¡Muerte a América!” y plantean amenazas existenciales tanto a Israel como a las naciones árabes.

Mejorar las relaciones con los aliados europeos de América es bastante factible, dado que nunca se llevaron bien con Trump. Pero más allá de la atmósfera, el desafío será persuadir a los continentales de dejar de acomodar los intereses e ignorar los crímenes de Teherán, Beijing y Moscú. Para tener éxito, Biden tendrá que dejar claro que América no está en retirada, que América no está eligiendo debilitarse, ni económica ni militarmente.

En cuanto al frente interno: En su discurso de victoria la semana pasada, Biden prometió “ser un presidente que no busca dividir, sino unificar. Que no ve Estados rojos y azules, sino un solo Estados Unidos. Y que trabajaré con todo mi corazón para ganar la confianza de todo el pueblo”.

Eso requerirá llegar a los 74 millones de partidarios de Trump que no son extremistas, que nunca se han amotinado ni han apoyado los disturbios en Washington u otras ciudades americanas, pero que han sido alienados durante mucho tiempo por aquellos que los denigran como “deplorables”, “amargados” y “racistas”.

Biden no tiene por qué respaldar sus valores. No necesita estar de acuerdo con sus preferencias políticas. Pero sí necesita tomar medidas para restaurar su confianza en la credibilidad de las elecciones de América en el futuro. Y debe demostrar que sus derechos y libertades no se verán disminuidos mientras él esté en la Casa Blanca.

“Para progresar, debemos dejar de tratar a nuestros oponentes como nuestros enemigos”, dijo Biden la semana pasada. “No somos enemigos. Somos americanos”.

Algunos de los allegados al nuevo presidente apoyarán esa misión y le ayudarán a desarrollar tratamientos para curar la nación. Otros le aconsejarán que ponga a la nación en su sitio. Ninguna elección que haga será más importante en casa o en el extranjero.

 

https://israelnoticias.com/

 

Promo Unored

Tenemos todo lo que necesita

Beneficios increibles

Activación en menos de 24 hrs
Transmita en vivo en diferentes canales como Web, Facebook, Youtube y móvil.
¡Transmita desde la nube! Ofrecemos servicios virtuales en la nube para que transmita sin necesdad de tener sus propios equipos.
Más información
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Suscribete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios