Decepcionada de los falsos dioses, Budista clama a Jesús y experimenta lo Sobrenatural

Previous
Next

E.UU.- Con 22 años de edad, Intava, nació en San Francisco, California, y creció en una familia que emigró de Laos a Estados Unidos. Ella afirmo que adoraban a Buda y a muchos otros dioses.

EE.UU.- Con 22 años de edad, Intava, nació en San Francisco, California, y creció en una familia que emigró de Laos a Estados Unidos. Ella afirmo que adoraban a Buda y a muchos otros dioses.

“En realidad, todo lo que nos rodeaba tenía un dios. Si querías que tu casillero en la escuela fuera vigilado, le rezabas al dios de los casilleros. Si necesitas un lugar para estacionar, hay un dios para eso también”, comentó sobre las creencias de su familia.

Sin embargo, Intava se familiarizó con los Diez Mandamientos en los Estados Unidos y decidió combinarlos con el budismo. “Yo era como Moisés. Crecí en una familia que no conocía a Jesús. Mezclé algunas reglas cristianas y budistas. Y pensé que era una buena persona y que me iría al cielo. Las reglas budistas eran muy similares a los Diez Mandamientos, así que pensé que no estaba rompiendo mi código moral”, explicó en su canal de YouTube «The Peace Board»

En una oportunidad, Intava no se sentía bien emocionalmente. Ella dice que buscó en Google: «¿Cómo curar un espíritu abatido y un corazón roto?». El motor de búsqueda seleccionó dos artículos. Uno que fue científicamente probado: «Toma aspirina». Y otro que parecía más difícil: «Arrepiéntete y vuélvete a Jesús».

En ese tiempo, andaba con malas compañías y comenzó a romper los Diez Mandamientos. “Me lastimé mucho”, admitió. “La gente solo me conocía por fuera y decía que era una buena persona, pero por dentro era mala. Sentí como si estuviera siendo devorada desde adentro por mis pecados. Me sentí tan sucia y horrible y pensé que no había salida”, señaló.

Desesperada por su estado, Intava decide pedir ayuda a todos los dioses que le fueron presentados en la infancia. “Le pregunté a los dioses budistas, a los dioses de Laos, a los dioses griegos y romanos, egipcios, mayas e indios”, admitió. “Les recé a todos. Quería algún tipo de consuelo en ellos. Fue muy difícil. Busqué por todas partes para encontrar algo que me ayudara”, continuó.

Hasta que Intava cayó al suelo y empezó a llorar. “Necesitaba un Salvador. Era una cosa de cuento de hadas, la damisela en apuros necesitaba que alguien la salvara”, describió. “Yo estaba como, “Por favor, que alguien venga a salvarme. Mis pecados me están comiendo viva”, agregó. Después de eso, volvió a los dos artículos que aparecieron en su búsqueda de Google. ¿Tomar una aspirina o volverse a Jesús?

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE TELEGRAM PARA MANETER INFORMADA A LA COMUNIDAD CRISTIANA EVANGELICA.

“Jesús vino. Llamé a tantos dioses y no vinieron. Cuando llamé a Jesús, vino y todos los demonios huyeron”, continuó. Actualmente, Intava asiste a una iglesia y asiste a servicios en línea. “Toda la densa oscuridad se ha ido”, concluye

 

Fuente: joeirizarrynoticiascristianas

Promo Unored

Tenemos todo lo que necesita

Beneficios increibles

Activación en menos de 24 hrs
Transmita en vivo en diferentes canales como Web, Facebook, Youtube y móvil.
¡Transmita desde la nube! Ofrecemos servicios virtuales en la nube para que transmita sin necesdad de tener sus propios equipos.
Más información
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Suscribete
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios